in

El fuego acaba con patrimonio

El fuego arrasó la humilde casa de una familia de Chicxulub Puerto

En la calle y sin ropa familia de Chicxulub Puerto

PROGRESO.— Los esposos Juan Antonio Pech Mex y Mirna Pam Chi perdieron todo su patrimonio en cuestión de minutos, pues el fuego arrasó su vivienda, ubicada en la calle 19 con 56 de Chicxulub Puerto.

La pareja y sus cuatro hijos realizaban la limpieza de un predio veraniego cuando un conocido les avisó que su casa se estaba quemando.

Todos corrieron hasta la propiedad, vieron la humareda y al llegar se encontraron con bomberos que sofocaban el fuego.

Policías estatales que resguardaban la zona les impidieron acercarse.

Impotentes y con lágrimas, se limitaron a ver cómo todo quedó reducido a cenizas.

Después que los bomberos se retiraron, los policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado los dejaron acercarse para ver lo que quedó de su casa de paja, palos y láminas de cartón.

Mirna Pam y su esposo no saben cómo se originó el incendio, comentaron que en la mañana fueron a limpiar una casa veraniega, sus cuatro hijos se quedaron en la vivienda, retornaron poco antes del mediodía, desayunaron y después toda la familia fue a limpiar el predio de descanso.

Entre las 12:30 y las 13 horas un conocido les avisó a los esposos que se quemaba la casa, así que se trasladaron para ver qué pasaba, pero no esperaban encontrar todo consumido.

Se quemaron el refrigerador, estufa, lavadora, muebles, sillas, mesa, utensilios de cocina, ropa y un teléfono celular. De las cenizas trataron de recuperar algo, pero todo se perdió. Solo quedó en pie el baño de bloques.

“Perdimos todo, no sabemos qué hacer, ni dónde pasar la noche, necesitamos apoyo para construir otra casa, ojalá que nos ayuden, no tenemos ropa ni alimentos”, expresó la mujer.

Artesana

En el mismo predio siniestrado, a la vera de la carretera a la zona de antros, había un pequeño puesto de artesanías de María Mex Tinal.

La mujer esperaba vender jarrones y otras artesanías en estas vacaciones, pero por la pandemia no abrió.

El fuego alcanzó las artesanías y las arruinó, las pérdidas son de unos $20,000, señaló María Mex, quien se quedó sin productos y sin capital.— Gabino Tzec Valle

 

Periodista se queda sin diente mientras daba las noticias

Robot da sesiones de terapias psicológicas