in

INAH no da respuesta

Unos trabajadores municipales se toman fotografías en el techo de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción

El techo de una iglesia de Peto, aún sin reparar

PETO.— Ya pasó más de un año desde que un rayo cayó en el techo de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y ocasionó daños en la parte lateral del monumento histórico, que próximamente cumplirá 221 años de edificación. Sin embargo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aún no autoriza la reparación.

La iglesia cumplió 220 años el 1 de enero y la conclusión de su edificación coincide con el inicio de la tradicional feria del municipio, que actualmente se hace en honor a la Virgen de la Estrella.

Cabe señalar que no es la primera vez que el techo del edificio sufre daños, pues en 1906, después de un fuerte aguacero, parte del techo colapsó, informó el cronista de la población, Arturo Rodríguez Sabido, quien hizo una breve remembranza de esa majestuosa iglesia.

Rodríguez Sabido recordó que en 1906 el techo cedió y una parte se desplomó, por lo que tuvo que ser reconstruido en su totalidad.

Explicó que en ese entonces se reforzaron las torres y se construyó el atrio de la iglesia, que actualmente es el monumento más significativo de la comunidad debido a la belleza arquitectónica de la construcción, que tiene una altura de 24 metros.

Señaló que en la parte frontal de la iglesia está la imagen de San Antonio, lo que hace pensar que en un principio el lugar se construyó para este santo, pero por razones que desconocen, fue nombrado como Nuestra Señora de la Asunción.

“La patrona de la iglesia es la Virgen de la Estrella, cuya imagen fue traída de Guatemala y las festividades coinciden con la conclusión de la construcción de la iglesia, pues el 1 de enero es el día culminante de la celebración”, explicó.

“La parroquia de Peto es un edificio colonial que destaca por su imponente arquitectura y sería muy lamentable que seamos indiferentes a su deterioro”, agregó Rodríguez Sabido.

Aseguró que es el edificio religioso más importante de la región. En este lugar velaron al hijo de Jacinto Pat, (Marcelo Pat), quien murió en un enfrentamiento en Tzucacab en 1848 durante la Guerra de Castas.

“La parroquia ha sido refugio de los petuleños cuando ocurrían desastres naturales como el ciclón “Hilda”, que azotó la comunidad el 16 de septiembre de 1955 y destruyó el antiguo mercado”, dijo el cronista.

Respecto al daño que sufrió la iglesia por un rayo que cayó, el párroco Jorge Óscar Herrera Vargas informó que hace un año solicitaron en el INAH la reparación pero hasta ahora no hay respuesta.

El presbítero añadió que hay un seguro que cubre ese tipo de daños en las iglesias y en este caso buscan que el INAH lo valide y se repare. Por otra parte, comentó que el retablo de la iglesia también requiere ser reparado, pues la humedad y las termitas ocasionan daños.

En este caso explicó que tienen tres opciones para la reparación, pero necesitan los recursos para hacerlo, pues la restauración total es la mejor opción, aunque es elevado el costo.

Cabe señalar que hace varios meses se hizo una revisión por especialistas al retablo y fueron ellos quienes determinaron el tipo de trabajo que se requiere hacer.

Finalmente, el párroco dijo que espera que el INAH dé una respuesta satisfactoria para reparar la parte dañada del techo.— MIGUEL ÁNGEL MOO GÓNGORA

Eugenia León recuerda a Francisco Toledo y a los desaparecidos de Ayotzinapa

Cartón de Tony: MAÑANERA TRASNOCHADA