in

Empresario roba agua

José Alonzo Morales

Le pondrán multa de 5 mil a 50 mil pesos en Progreso

PROGRESO.— En revisión en los muelles pesqueros del puerto de abrigo de Yucalpetén para determinar la causa de la baja presión del vital líquido, se detectó una toma clandestina instalada en un predio del empresario José Alonzo Morales, informó ayer viernes Rafael Luna Gutiérrez, director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Progreso (Smapap).

José Alonzo es hermano de María Ester Alonzo Morales, quien fue alcaldesa de Progreso de 2010 a 2012 y hoy es diputada federal por el Distrito 2 de Yucatán.

“Ayer jueves (por anteayer) se notificó al empresario José Alonzo, que se encontró la toma clandestina en un predio de su propiedad y que se le aplicará una multa de entre $5,000 y $50,000”, precisó Luna Gutiérrez.

Indicó que José Alonzo usaba la toma clandestina para abastecer de agua potable a sus barcos pesqueros que atracan en los muelles de Yucalpetén; no usaba la toma que tiene contratada con el Smapap y que cuenta con medidor para que se le cobre el consumo del líquido.

“Se checó el medidor de la toma contratada y se detectó que no tenía movimiento, a pesar que está en buen estado y que los barcos del señor José Alonzo los abastecían con agua potable, así que se procedió a la revisión exhaustiva para ver qué pasaba”.

Relató que ante los constantes reportes hechos al Smapap sobre que no hay presión de agua en el poniente de la ciudad y cerca de los muelles pesqueros, y, tras confirmar que se bombea agua a toda la ciudad, se revisaron las tomas de la zona de esos muelles.

Fue así que el jueves, tras minuciosa revisión, abundó, se halló en un predio de José Alonzo Morales la toma clandestina conectada a la tubería municipal, de donde con una bomba robaba agua, se pasaba a otra y de ahí con una tubería se surtía a los barcos pesqueros.

Señaló que no se sabe desde cuándo robaba agua. Pero, después de la revisión, se notificó a José Alonzo que se le multará.

Es la segunda toma clandestina detectada en menos de dos meses.

El 24 de junio se halló una en el predio de Enrique Ordaz Martínez, síndico de 2015 a 2018, en la calle 31 entre 66 y 68 del oriente de la ciudad. Ahí, donde vende cochinita, conectó una tubería a la toma de una casa aledaña.

En esa ocasión, Luna Estrada dijo que a Ordaz Martínez se le impondrá una multa de entre $50,000 y $120,000 por el robo de agua que cometió presuntamente durante dos o tres años.— Gabino Tzec Valle

Ya pagó su deuda

Rafael Luna Gutiérrez señaló que el exsíndico Enrique Ordaz Martínez pagó la deuda que se le fue a notificar y derivó en el hallazgo de la toma clandestina.

Multa pendiente

Se le reconectó el servicio, que estaba cortado, pero como aún no se le multa por la toma ilegal, se le cortó de nuevo el servicio (del que tiene contrato y ya no tiene deuda), añadió.

Explotan los cañones melenudos

Cartón de Tony: Alma en pena ajena