in

En busca de mejores injertos

La temporada de lluvias está en su recta final

Los producidos en Oxkutzcab, los más demandados

OXKUTZCAB.— Aprovechando las lluvias, los campesinos se dan a la tarea de repoblar sus huertos, actividad que beneficia directamente a trabajadores de los 10 viveros que funcionan en la ciudad y se dedican a la producción de injertos frutales y de cítricos.

La temporada de lluvias está en su recta final, lo que propicia la alta demanda de injertos que se usan para resembrar cítricos y árboles frutales.

Además de su variedad de frutas, la Huerta del Estado se ha consolidado como un potencial productor de injertos de diversas especies, los cuales ofrecen 10 viveros del municipio, que en conjunto producen un total de 40,000 plantas al año.

Los más solicitados son los de limón persa, naranja valencia, mandarina, toronja, mango, mamey y aguacate, en su diversas variedades como la especial, doble cosecha o Suárez, lagunero y mulix.

En la colonia Esperanza está ubicado uno de estos criaderos, cuyo propietario, Juan Magaña Ojeda, sigue la tradición de producir injertos, junto con sus dos hijos, Efraín y Ezequiel.

Estos productores explicaron que el amarre de la injertación la realizan cuando la luna está en cuarto menguante, “para que el futuro árbol tenga en su tiempo abundante cosecha”.

Un patrón muy resistente a las plagas que se utiliza para los injertos es el de naranja agria.

Cotizados

Los injertos de Oxkutzcab son buscados por campesinos de otros municipios del Estado, pero en ocasiones también son llevados a Quintana Roo, Campeche y otros estados de la República.

En los mercados agrícolas al menos seis revendedores ofrecen injertos al menudeo y al mayoreo, los cuales puede costar, cada uno, desde $15 y hasta $40, según la especie y calidad.— Megamedia

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia

Cochinita pibil y su origen en “Las crónicas del taco”