in

En Santa Rosa y Anexas: moscos como helicópteros

Una vivienda de Santa Rosa y Anexas a la que se le construyó un puente para que sus ocupantes entren

Enfermedades por inundaciones en comisaría de Tizimín

SANTA ROSA Y ANEXAS, comisaría de Tizimín.— Habitantes de esta comunidad reportan que se han comenzado a presentar enfermedades como sarpullido y ronchas a causa de las picaduras de los mosquitos que brotan de las zonas que continúan inundadas a poco más de dos semanas de las lluvias ocasionadas por los ciclones “Gamma” y “Delta”.

Los vecinos están a merced de los moscos todo el tiempo, pero la situación se agrava por la tarde, según dicen, ya que parecen “helicópteros” por lo grandes que están.

La pestilencia por el agua es otro problema y aunque es mínima durante el día, lo peor es por las mañanas, cuando casi no hay viento.

Algunas familias decidieron retornar a sus hogares en zonas en donde el agua ha bajado hasta 10 centímetros, aunque sus patios y frentes de las casas siguen encharcados.

En la parte baja de la comunidad hay alrededor de 15 casas que siguen inundadas, y ahí los pobladores tratan de atravesar las zonas con botas de hule o con ayuda de chalanas.

Según dicen los habitantes, los trabajos de desaguado con la máquina enviada por Conagua no han parado y tampoco las lluvias, lo que causa que el descenso del agua sea lento.— W.U.CH.

AMLO responde a la carta de congresistas: “No me paga Repsol”