in

En Valladolid la Policía Municipal vive “tensa calma”

Agentes de la Policía Municipal de Valladolid externaron su molestia contra su director

“División” entre agentes

VALLADOLID.— “Desde que tomó posesión el director de la Policía Municipal, Jorge Escalante Flores, empezó a sentirse una tensa calma en la corporación debido a las acciones que está tomando”, señalaron algunos agentes que no se identificaron por temor a represalias.

“Nos cambia de comisiones, nos manda de guardia a las casetas y negocios como casas de empeño, incluso a los cruceros para que regulemos el tránsito, entre otras cosas”, declararon.

“Hay gran molestia dentro de la corporación pero hasta el momento nadie dice nada, todos están viendo hasta cuándo van a aguantar”.

Inconformidad

Días después de haber tomado posesión Escalante Flores fueron dados de baja los agentes Carlos Fernández (a) “Jarocho”, con 22 años de servicio, y Reimy Reinaldo Salazar, quienes se desempeñaban como subdirectores de Seguridad y Vialidad, respectivamente, debido a que los intentaron enviar de guardia a casetas.

Se intentó entrevistar a “Jarocho” en su casa pero se negó, posteriormente se supo que aceptó los $60,000 que le ofrecieron como indemnización, debido a que fue acusado de insubordinación al no acatar las órdenes que se le dieron.

“Varios estudiamos una carrera con el objetivo de mejorar nuestra posición dentro de la corporación, de modo que algunos somos abogados, otros nos graduamos en Criminalística y Criminología o terminamos el bachillerato pero fuimos enviados a las casetas a realizar guardias”, añadieron.

Los agentes agregaron que otros que desempeñaban un trabajo de inteligencia dentro de la corporación fueron enviados de guardia a las puertas de las empresas como casas de empeño, incluso a algunos los mandaron a dirigir el tránsito.

Divisiones

Los inconformes señalaron que otra situación que se observa en la corporación es la división entre los agentes pues el director “apoya a un selecto grupo de uniformados” en todas las acciones y decisiones que toman, lo cual hace más notoria la división entre ellos, cuando antes “todos trabajaban bien sin problemas internos”.

“Por el momento está la molestia pero la inconformidad está creciendo cada vez más y no se descarta algún movimiento, solo estamos a la espera de que alguno lo mueva y estalla el problema internamente”, puntualizaron.

Sobre el asunto se pidió desde las 10 de la mañana al vocero de la corporación, Misael Cárdenas Canul, que el director responda a la molestia de los uniformados y dé una explicación, pero hasta las 3 de la tarde, cuando se volvió a pedir la respuesta, se dijo que desde la mañana se le comunicó al directivo la petición pero no respondió.— Juan A. Osorio Osorno

 

El auto no le permite huir

Viaja y ahorra con las promociones de los hoteles Reflect Resorts & Spas