in

Enfermo de Covid se queda sin luz y va a Ticul para conectar su oxígeno

Padre e hija en los bajos del palacio municipal de Ticul

TICUL.- La suspensión de la corriente eléctrica en Santa Elena orilló al señor Carlos Moreno Cruz, quien padece las secuelas del Covid-19, a ir a Ticul para conectar su concentrador de oxígeno a la corriente.

Junto con su hija Astrid se instaló en lo bajos del Palacio Municipal para conectar el tanque de oxígeno que aún requiere,  tras padecer de coronavirus.

Moreno Cruz, vecino de Santa Elena, recordó que el 27 de Julio sintió su primer síntoma con una tos leve.

"Al consultar en el Centro de Salud de Santa Elena me diagnosticaron faringitis y me dieron tratamiento con antibiótico y reposo 3 días. Tras sentirme bien, regresé a mi trabajo en una empacadora en Progreso. Ese día, me volví a sentir mal y la empresa me envío de nuevo a mi casa".

"Al llegar, mi hija Astrid, quien es pasante de enfermería en el Centro de Salud de Santa Elena, checó mi oxigenación y vio que tenía 77% de saturación. Sin perder tiempo consiguió un concentrador de oxígen, y mi oxigenación subió a 87%", explico.

Astrid Moreno relata que comenzaron a movilizarse para buscar ayuda médica pero no encontraron forma de ingresarlo a un hospital, "aunque también tenían miedo de hacerlo". 

Cuidado en casa

"Llamé a la doctora Alma Rosa Dzul Rosado, de la ciudad de Mérida el cual acepto darme una consulta por videollamada y nos dio un tratamiento de la neumonía que ya presentaba mi papá.

"En ese entonces seguí todas las indicaciones médicas que Rosa nos dio, como las nebulizaciones, vaporizaciones y sus medicamentos".

"Durante ese tiempo lo alimente, también lo movía en cama para ponerlo boca abajo que es una posición adecuada para mejorar  su oxigenación", recordó la pasante de enfermería.La joven también dio positivo al Covid-19 y se quedó junto a su padre en aislamiento.

Angustia por no tener energía eléctrica

La familia de Carlos, quien aún requiere oxígeno, pasó apuros, pues ayer miércoles a las 2 de la tarde se fue la corriente eléctrica en Santa Elena.

Astrid Moreno, abunda que habló con su maestra Rubí Be Chan y ella le sugirió llevar a su papá a Ticul, al Centro de Salud o a la comandancia municipal para conectar el concentrador.

"Pedí permiso en mi trabajo en el Centro de Salud de Santa Elena y traje a mi papá a Ticul y nos quedamos en los bajos del Palacio Municipal por más de 4 horas e incluso le compré una silla de plástico". 

Elogios para pasante de enfermería

"A las 6 de la tarde nos llamó la maestra Rubí Be; ya había regresado de su trabajo y ya nos fuimos a su casa para estar comodamente mientras regresa la luz eléctrica en nuestro municipio", explicó.

Se entrevisto a Rubí Be Chan, licenciada en Enfermería y trabajadora en la Jurisdicción Sanitaria, señala que esta historia es una de tantas situaciones que los pacientes y sus familiares han vivido, a veces con final feliz. 

"Don Carlos está bien, se ve fuerte, va en franca mejoría y para esto ha sido clave el tratamiento médico. Es de reconocer la labor de  Astrid por su padre  y sobre todo el amor a su familia, ya que está a un peldaño de ser toda una Licenciada en Enfermería. Estoy orgullosa de ella", expreso la profesional.-Sergio Iván Chi Chi/Megamedia.

Te puede interesar: ''Ahí nos vemos'', grita antes de lanzarse al vacío desde un árbol de huaya

Padre e hija en los bajos del palacio municipal de Ticul
Padre e hija en los bajos del palacio municipal de Ticul

Mujer encuentra a su esposo sin vida en Peto

Imparables los suicidios en Yucatán; ocurren tres en diferentes municipios