in

Reza a difuntos

Guadalupe Hau Góngora

Es rezadora desde hace 23 años tras pérdida familiar

OXKUTZCAB.— Guadalupe Hau Góngora, de 56 años de edad, se dedica desde hace 23 años a rezar por los difuntos y los amortaja.

En esta comunidad hay alrededor de 25 rezadoras, pero en el caso de Guadalupe, ella ha amortajado y rezado a más de 100 muertos.

Doña Lupe comentó que se desconoce cuándo y cómo surge el oficio de rezadora.

Sin embargo, las parteras de la comunidad tomaron el rol de la mujer que realiza los rezos y los cantos para los nacidos y los muertos.

Guadalupe Hau aprendió el oficio de rezadora por necesidad, pues falleció una de sus hijas y sus nietos se quedaron con ella.

La mujer es de escasos recursos y recordó que hace varios años no tenía que comer, así que un día fue a una casa donde se iba a realizar un rezo y pidió que le regalaran comida.

Le dijeron que sí, pero con la condición de que tenía que realizar el rezo, pues no había quien lo haga.

Guadalupe también aprendió a leer un poco, con apoyo de otras personas.

Comentó que pasó momentos difíciles en la vida, pero gracias a los rezos pudo sacar adelante a su familia.

Por último, dijo que las nuevas generaciones no tienen la costumbre de rezarle a los muertos ni de realizar los rezos.— megamedia

Ojo con los árboles

Inegi: Hay 88 mil yucatecos desempleados