in

Escasez de gas, por bloqueo

Fila de vehículos en una gasolinera de Valladolid para cargar combustible antes que se agote del todo

Confían en que mañana se dé una solución a un lío

VALLADOLID.— El desabasto de gasolina al parecer es un problema que se registra en toda la península, debido a que empleados jubilados mantienen bloqueado la estación de almacenamiento ubicada en Umán y no permiten que entren los camiones a cargar.

El problema comenzó desde el viernes pasado, pero es luego de varios días cuando se comienza a resentir el problema y por la escasez de gasolina en esta ciudad ya hay al menos dos estaciones de servicio cerradas.

Desde la noche del lunes se empezaron a ver largas filas en las estaciones de servicio de esta ciudad, debido a que muchos automovilistas se enteraron del desabasto de combustible, incluso cerraron cuando menos dos puntos de venta: la gasolinera que se ubica en la salida de Valladolid hacia Cancún y la que está en la avenida Zaci Hual, de modo que en la que está en la entrada llegando de Mérida hubo un caos, ya que muchos estaban desesperados por cargar gasolina hasta que se agotó.

Sin embargo en la madrugada de ayer martes arribó una pipa con combustible y abasteció a la estación de modo que por la mañana de ayer martes se continuó con la venta de gasolina, pero con largas filas, igual en la que está en la calle 41 entre 20 y 22 de la Colonia Militar.

Manifestación

Jesús Montoya Melo, director de Operaciones Comerciales y Jurídico de Fullgas, manifestó que se sabe que jubilados de Pemex, de la estación ubicada en el Umán, realizan una manifestación inconformes por sus prestaciones y exigen un aumento a sus pensiones, y ante la falta de respuesta cerraron la estación de carga, por lo que los camiones no pueden entrar a cargar y de ahí se derivó el desabasto en toda la península.

En el caso de su empresa Full Gas, ellos cuentan con su propia estación, de tal modo que desde ahí surten a algunas gasolineras que ya no cuentan con el producto, pero también se les estaba agotando.

El problema inició desde el viernes pasado, pero como tenían combustible al macenado hasta ayer aún tenían un poco, aunque dijeron que ayer mismo por la noche recibirían 100,000 litros de combustible para surtir a sus siete gasolineras que tienen en esta ciudad. Los que tenían una reserva apuntaba a agotarse la tarde de ayer, pero confiaban en que por la madrugada llegaría más producto, por lo tanto la gente no debe desesperarse y entrar en pánico.

Montoya consideró que mañana jueves se podría resolver el conflicto laboral que enfrentan los empleados de Pemex y se comenzaría a normalizar el abasto, por lo tanto, según insistió, no deben desesperarse los propietarios de vehículos, incluso estaría garantizado el abasto durante la jornada electoral del próximo domingo.

Insistió en que se resolverá el problema, incluso están haciendo las gestiones necesarias para ver si les permiten entrar a cargar antes de lo previsto, pues a nadie le conviene, mucho menos al gobierno del Estado, que las estaciones se queden sin el combustible, por tal motivo se trabajaba en el tema para resolver el problema.

Se hizo un recorrido por vario establecimientos y en la que está en la calle 41 de la colonia Militar se informó que aún quedaba producto y venderían hasta que se acabe, pero hasta ayer aún quedaba, igual la estación de la carretera a Cancún cerca de la comisaría de Ticuch.

Se averiguó que en Temozon, Pisté y Chemax, también hay desabasto y se está vendiendo lo poco que tienen en sus cisternas, y luego de acabarse, a esperar hasta que les surtan.— Juan Antonio Osorio Osorno

Cartón de Tony: La reinvención perpetua