in

Escasez de pepino por los furtivos

Navales en vigilancia en la bocana de la dársena de Yucalpetén. En Yucatán hay veda de pepino de mar

La temporada solo será para legalizar todo lo capturado

PROGRESO.— La temporada de captura de pepino de mar se debe abrir el 1 de abril próximo, cuando se iniciará la pesca de mero, especie que está en veda del 1 de febrero al 31 de marzo, según pescadores y permisionarios del litoral de Yucatán.

Pero la temporada pepinera sería solo para que lo capturado durante todo el año se legalice mediante la compraventa de facturas, de acuerdo con dirigentes pesqueros de varios puertos que anteayer jueves se reunieron con funcionarios federales, estatales y municipales en el Centro Stella Maris de esta ciudad ante los robos de motores marinos y lanchas.

Aseguraron que desde 2016 hay compraventa de facturas para amparar el pepino de mar y que se entregan millonarias cantidades a permisionarios (dueños de lanchas) y cooperativas que tienen permisos para la pesca del equinodermo.

En la reunión del jueves los asaltos en alta mar fueron relacionados con la mafia pepinera. Dirigentes de cooperativas aseguraron que la zona de Dzilam Bravo es donde hay “pepineada” furtiva.

Fuera de la reunión, los pescadores y dirigentes pesqueros, quienes pidieron no ser identificados, señalaron que la pesca de pepino es imparable en toda la costa.

Dijeron que los atracos en alta mar son para apoderarse de motores para la captura ilegal del equinodermo.

Afirmaron que al menos 1,000 lanchas furtivas se utilizan para la pesca clandestina del pepino de mar.

Denunciaron que la mafia pepinera les paga a veladores de casas veraniegas que la mayor parte del año quedan desocupadas para salcochar el pepino de mar en el patio y, así, evitan decomisos.

Otros pepineros, también evitan ser descubiertos, salcochan de noche las capturas a bordo de las lanchas, para lo cual llevan estufas y tanques de gas doméstico.

También denunciaron que hay pesca furtiva de toda especie en veda: pepino de mar, pulpo, mero rojo, negrillo y langosta, que venden a pescaderías y restaurantes de los puertos y Mérida.

Dirigentes de cooperativas calcularon que furtivamente se capturaron al menos unas 25 toneladas de langosta.

Como todo el año se pesca pepino de mar, ya hay escasez en varias zonas del litoral de Yucatán.— G.T.V.

 

Detenido el alumno que mató a sus padres en la U. Michigan

¿Qué tal Yucatán?