in

Escuelas más vigiladas

Un policía vigila sobre un paso peatonal de Tizimín la salida de los alumnos de la escuela Benito Juárez

Amonestan a los papás que van tarde a buscarlos

Seguridad

En Tizimín refuerzan las medidas a la hora de salida de clases de los alumnos

TIZIMÍN.— Luego de los desafortunados sucesos ocurridos con la niña Fátima en la Ciudad de México, que cimbraron a todo el país, escuelas refuerzan la vigilancia y el orden a la hora de la salida de los alumnos.

El proceso de entrega de los niños a sus padres se ha vuelto más estricto, incluso, en los preescolares y primarias es común ver a dos profesores vigilando que los padres sean quienes se lleven a los menores.

Con el reforzamiento de las medidas vinieron las llamadas de atención a papás por ir por sus hijos mucho más allá de la hora de salida.

La tardanza de los padres en llegar por sus hijos también distrae de sus ocupaciones habituales a los policías designados para brindar seguridad a los alumnos, pues se quedan hasta que el último se va.

Según se informó, ha habido casos de padres desobligados que no acuden por los menores, y entonces policías los suben a las patrullas y los llevan a sus domicilios.

Efraín Palomo Fuentes, supervisor de la zona escolar 101, señala que en los casos más extremos ha sido necesario que intervenga el DIF o la Policía Municipal cuando existe la obligación del tutor de recoger a sus hijos a la hora que marca el centro educativo.

En la dirección de la Policía Municipal se informó que cuando agentes ven deambulando a niños con uniforme dentro del horario escolar, se les retiene y se les lleva a la base policiaca, se llama al director del plantel y éstos a los padres de familia para la entrega.— Megamedia

Síguenos en Google Noticias

Denuncian nueva interferencia

Cartón de Tony: Espectáculos lamentables