in

Esculpe la obra de su vida

El artesano tekaxeño Eduardo Cámara Alonzo

Escultor tekaxeño desea difundir la cultura maya

TICUL.— La historia de la cultura maya, en una escultura hecha del tallo de un árbol de ébano, es para Eduardo Cámara Alonzo, conocido artesano originario de Tekax, la obra de su vida y la que quiere que dé la vuelta al mundo y así todos puedan conocer la cosmogonía de los mayas.

El artesano relata que inició su obra denominada “Cosmogonía maya” en 2012; sin embargo, para poder avanzar más rápido se ha visto en la necesidad de doblar turnos y actualmente ha iniciado sus recorridos por el mundo, visitando diversos lugares en la Península.

Con 28 años de escultor, Cámara Alonzo señala que su obra muestra la historia de la creación del universo, basado en conocimientos de la cultura maya, y lo que quiere es que la escultura le dé la vuelta al mundo.

En la escultura de madera se pueden apreciar la entrada al inframundo, el cenote sagrado de los mayas y que está protegido por los cocodrilos y la serpiente.

En esta parte de la escultura también se pueden apreciar las ranas, que según el artesano, se utilizaban en ceremonias mayas para implorar agua a Chaac, deidad maya de la lluvia.

“Mostramos también en esta escultura de tres niveles, cielo, tierra e inframundo, las patas de Chaac, cuatro ranas, el búho que es mensajero de la muerte, el templo de Kukulcán, el cenote y la fauna de la zona, por ejemplo, el tapir, las iguanas, tortugas, el mono araña, jabalíes, loros, venados y jaguares, entre otros”.

Inspiración

La escultura, que tiene unos dos metros de altura desde su base, cuenta también con formas mayas como los mascarones, el dios Itzamná, la cabeza de Pakal, gobernante maya; el águila con la serpiente que representa el intercambio entre culturas; la figura del enano de Uxmal, dios de la fertilidad; Ixchel, la diosa de la fertilidad, y el juego de pelota, entre otros detalles.

“Ahora me enfocó en los detalles de la escultura. En cada lugar que visito le muestro a la gente lo que significa esta obra y actualmente he visitado lugares como Tulum, Playa del Carmen, Cancún, Oxkutzcab, Tekax y Akil, entre otros.

Los que quieran conocer el trabajo del artesano tekaxeño, pueden visitarlo en el centro de Akil, donde continuará por unos días esculpiendo a detalle la pesada pieza de madera.— H.N.B.P.

No se venden

“Lo que quiero es dar a conocer mi trabajo. No está a la venta porque la pieza debe darle la vuelta al mundo, representa el nacimiento del mundo maya y la historia de la creación, una ofrenda para los dioses”, comenta Eduardo Cámara Alonzo sobre su obra.

Rommel Pacheco avanza a la semifinal en trampolín de tres metros