in

Falleció a las puertas de un hospital de Yucatán: esperó tres horas por atención

falleció a las puertas de un hospital
El alcalde de Motul, Roger Aguilar Arroyo, al dar a conocer hoy el caso de una persona que falleció a las puertas de un hospital, tras esperar tres horas sin recibir atención médica

El alcalde de Motul reveló hoy el caso de una persona que falleció a las puertas de un hospital donde, inútilmente,  esperó tres horas para recibir atención médica.

Se trata de un nuevo caso que evidencia que los servicios hospitalarios de Yucatán se encuentran saturados al cumplirse, precisamente hoy, solo cuatro meses de que la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) dio a conocer, el 13 de marzo, que detectó el primer caso de la pandemia de Covid-19 en la entidad.

Además, el caso llama la atención por la prolongada espera, tres horas, afuera de un nosocomio.

Roger Aguilar Arroyo, alcalde de Motul, dio a conocer el caso de la larga espera que derivó en un deceso a las puertas de un nosocomio al poner en marcha la segunda etapa de la ampliación del cementerio municipal, que incluye la construcción de una capilla y de 50 tumbas que, aseguró, se ofrecerán “de forma gratuita, a todos los ciudadanos”.

Hay de tres a cinco inhumaciones al día, en Motul

“Al día de hoy, ya no tenemos tumbas disponibles; hemos sacado los restos de años atrás y ya se han ocupado. Desafortunadamente, se nos han ido adelantando mucha gente hoy en día. Hemos tenido un promedio entre tres  y cinco entierros, a diario”.

Indicó que los inhumados en el cementerio de Motul “no son directamente por COVID-19 porque los que son de COVID han sido incinerados, pero sí hay un efecto de rebote por este tema, porque todos los hospitales están llenos y a veces no reciben pronta atención”.

Por ejemplo, narró,  “antier (por el sábado) falleció una persona por infarto cerebral, duró tres horas para que lo puedan atender en el hospital y allí se nos murió en la puerta del hospital; otras han muerto por problemas del corazón, otros mucha depresión, estamos en una contingencia”.

El caso ocurrió un día después del reciente conflicto entre el IMSS y el gobierno de Yucatán sobre la disponibilidad y ocupación de las camas hospitalarias. El lío se saldó con la renuncia de un director de hospital, la intervención del PRI y el anuncio estatal de activar el nosocomio temporal del Centro Siglo XXI.

Ayuntamiento de Motul construirá 50 tumbas y una capilla en el cementerio general de la ciudadMotul, Yucatán, 13 de...

Posted by Ayuntamiento de Motul 2018-2021 on Monday, July 13, 2020

Sonado deceso en el IMSS de Kanasín

El 30 de junio, Antonio D. M., de 71 años de edad y vecino del fraccionamiento Vergel V, murió en una camilla de la ambulancia Y-21 de la SSP en el área de Urgencias del IMSS de Kanasín porque, según los familiares, les dijeron que no había espacio para internarlo.

Al respecto, la delegación del IMSS en Yucatán replicó que se les reportó que el enfermo presentaba dificultad respiratoria y, cuando la ambulancia llegó a la clínica, el médico del Módulo de Enfermedades Respiratorias fue a revisarlo, pero ya no tenía signos vitales.

Tres enfermos rechazados en la exT-1 del IMSS

El jueves 2 de julio, a las 8 de la noche, un enfermo murió en una camioneta Voyager a las puertas del Centro Médico “Ignacio García Téllez” (exT-1) porque, según el guardia del acceso a Urgencias, “no hay espacio para pacientes con enfermedades respiratorias”.

Sobre este caso, el IMSS respondió que el ingreso de los pacientes a los hospitales se hace de acuerdo con un protocolo y lleva un tiempo indeterminado, que depende del estado de salud del paciente, requerimientos médicos y procedencia, ya que pueden ser trasladados de las Unidades de Medicina Familiar, Call Center de la Secretaría de Salud del estado, hospitales privados o la llegada de pacientes espontáneos; sin embargo, todos los casos graves se atienden de inmediato.

Al día siguiente, el viernes 3 en la madrugada, en la exT-1 también se negó el acceso a un enfermo trasladado en ambulancia de la SSP, según dijo personal de la SSY. En la mañana del mismo día llegó otra ambulancia con un enfermo grave y también le negaron el paso, aunque media hora después enviaron al enfermo a la clínica 59 del IMSS.

Llamado del gobernador a la SSA, IMSS e Issste

El lunes 6, acompañados de los secretarios de Salud y de Seguridad Pública, el gobernador Mauricio Vila Dosal se reunió a través de una videoconferencia con los directores de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS y del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy, de la Secretaría de Salud federal, SSA), así como con las delegadas estatales del IMSS y Issste y les pidió aceptar a los enfermos que lleguen a los hospitales porque, según un comunicado estatal, se cuenta con camas y capacidad hospitalaria.

El lío por las camas del hospital Juárez del IMSS

Sin embargo el viernes 10, desde las 3 de la madrugada, el hospital Benito Juárez del IMSS cerró sus puertas a la recepción de pacientes. Según testigos, tres ambulancias con enfermos, dos de la SSP y una de la SSY, esperaban que reciban a los pacientes.

Al mediodía del mismo viernes se informó que al doctor Carlos Felipe Sarzo Moreno renunció como director del hospital Juárez y que desde el jueves 16 lo sustituirá el urgenciólogo Wílberth Alejandro Mena Gil.

Además, la delegación del IMSS informó que las camas hospitalarias reconvertidas (para pacientes de Covid-19) presentan ocupación del 100% y reiteró que la admisión de un paciente se hace conforme a un protocolo y lleva tiempo.

Ese viernes 10 el comunicado del IMSS terminó con el exhorto de acudir a las Unidades de Medicina Familiar (UMF) ante la presencia de síntomas leves relacionados con Covid-19 para recibir diagnóstico y atención con oportunidad a fin de evitar que el cuadro de la enfermedad se complique.

Te puede interesar: Respuesta del IMSS a señalamientos de que no está recibiendo pacientes

Polémica por el hospital del Centro Siglo XXI

Para el sábado 11 Francisco Torres Rivas, presidente del PRI de Yucatán, pidió a Vila Dosal que deje a un lado frivolidades y se coordine con el gobierno federal para atender a los enfermos, dada la saturación de los servicios de salud en hospitales públicos y privados.

Además, tildó al hospital que el gobierno estatal instaló en el Centro Siglo XXI como “un gran circo montado, porque hasta el día de hoy no recibe a un solo enfermo de Covid”.

Horas después, el mismo sábado, surgió la versión de que el gobierno de Yucatán pondría en servicio el hospital del Centro Siglo XXI.

Anoche domingo Vila Dosal, en un mensaje a la población, informó que hoy este nosocomio del Siglo XXI comenzará a recibir pacientes, pero solo aquellos que están en recuperación y procedan de hospitales públicos.

En efecto, hoy lunes, a las 10 de la mañana, llegó una ambulancia con el primer paciente.

Te puede interesar:

Alerta en Tizimín por empleos ''sospechosos'' en redes sociales

Colonias de Mérida, con más de 3,500 casos de coronavirus