in

Festejan recuperación de un predio en Kimbilá

El arzobispo de Yucatán

Bendicen terreno en el que querían hacer un mercado

El pueblo maya de Kimbilá celebró la recuperación de un espacio comunitario: la cancha de fútbol sobre la cual se quiso imponer la construcción de un mercado hace casi cinco años y que recibió la noche el jueves 22 la bendición del arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega.

Por medio de un amparo otorgado porque no se consultó al pueblo y de una queja ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se detuvo hace cuatro años la construcción de esa obra.

El pueblo de Kimbilá realizó una autoconsulta en mayo de 2014 en la que el pueblo dijo que sí quería un mercado, pero la gran mayoría opinó en otro lugar.

En el proceso, el Ayuntamiento de Izamal no pudo demostrar la propiedad del terreno, que resultó ser de la iglesia católica. La Comuna recibió desde hace más de un año la orden de demoler la construcción, la cual ignoró, por lo que el pueblo de Izamal, con sus propios recursos y con autorización del INAH, realizó la demolición.

El jueves pasado al acudir a Kimbilá a celebrar confirmaciones, monseñor Rodríguez Vega bendijo el terreno recuperado junto al pozo que se encuentra en el lugary dijo que en durante el proceso se descubrió que ese terreno es de la Iglesia, según un boletín.

“Es de la Iglesia, es decir, del pueblo”.

Y felicitó a las personas que defendieron un espacio para los jóvenes y una decisión comunitaria. “Seguirá siendo un espacio para uso del pueblo”, agregó.

El 28 de junio de 2014, en ese mismo lugar fueron agredidas personas del pueblo y del equipo Indignación que acudieron a ubicar y destapar el pozo.

Basilio May, Irene Pat y Max Pat, de Kimbilá, dijeron que el pueblo enfrentó una imposición del gobierno pero con paz y firmeza lograron hacer respetar la decisión de la comunidad.

 

Premian en la “Juan N. Cuevas”

Celebran a san Juan Bautista