in , ,

Fotos: Frente frío 51 no detiene invasión de visitantes en Progreso

Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.
Fotos: Carlos de la Cruz.

PROGRESO.- El malecón del puerto de Progreso regresó en la jornada dominical a su paisaje turístico multitudinario porque cientos de vacacionistas llenaron la playa,  a pesar de la amenaza de lluvia y tormentas eléctricas del frente frío número 51.

Desde el mediodía, la playa del malecón turístico se llenó de familias que disfrutaron de la quietud del mar y del agua en tonalidad azul. Por momentos  ni las gotas de la llovizna los movieron de sus lugares, principalmente porque conseguir una palapa o un lugar privilegiado en la arena y la orilla del mar era difícil.

Se observó mucho mayor número de sombrillas playeras con sillas a lo largo de toda la playa del malecón tradicional e internacional. Espacios que antes no se ocupaban con palapas improvisadas, como la playa certificada y limpia Blue Flag, en esta ocasión se llenaron de grandes sombrillas que protegen del sol y ofrecen sillas y mesas para el convite.

Los costos

 Las sombrillas que se instalaron en las cercanías del muelle de chocolate se ofrecieron en $300 todo el día, con la facilidad de llevar lo que ellos quisieran para tomar o comer hasta las 5:30 de la tarde.  En la zona del Blue Flag, las sombrillas con mesa y sillas se ofrecieron en $150, porque es una parte donde todavía no se llena de gente.

Las palapas de los restaurantes, hoteles y las que instaló el Ayuntamiento de Progreso para el público en general quedaron rebasadas por las sombrillas grandes que se colocaron cerca del mar.

Los meseros que ofrecieron las palapas de restaurantes y hoteles asignaron esos espacios con la recomendación de que el consumo mínimo era de $350 por palapa durante la estancia y, aún con esta condición, los espacios se llenaron.

Motos acuáticas

También salieron a la renta a la orilla de la playa motos acuáticas, pero tuvieron poca demanda porque los principales vacacionistas fueron familias con hijos menores que prefirieron disfrutar del mar. Todo lo contrario ocurrió con los yates, que aprovecharon la quietud del agua y el día soleado para surcar el agua a velocidad y lejos de los bañistas.

Navegación abierta

Al menos una docena de embarcaciones de paseo recorrieron del muelle de arcos a la zona vacacional de Uaymitún durante varias horas. La navegación estuvo abierta a pesar de la llegada del frente frío número 51 y aunque los vacacionistas apreciaron en el Puerto de Altura el lujoso crucero de Disney, en realidad esa embarcación está varada por mantenimiento.

Cientos de familias fueron al puerto de Progreso el sábado y domingo, algunos lo hicieron porque ya recibieron la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 y porque es el primer fin de semana que reabren la playa tras el cierre de dos semanas

Los esposos Jorge Castañeda Ruiz y Guillermina Sánchez Rentería, originarios de Durango, pero con 15 años de vivir en Mérida, se instalaron a la mera orilla del mar con el fin de que el agua llegara a sus pies.

“Vengo de Mérida, de la hermana república de Yucatán”, dijo alegre don Jorge, una persona de la tercera edad que disfruta del mar todas las veces que puede porque eso mejora su salud mental.

Buenas ventas

También los vendedores ambulantes de golosinas, juguetes de playa y artesanías estuvieron contentos con la reapertura de la playa, porque la llegada de visitantes en forma masiva les ofrece la oportunidad de tener mayores ingresos en sus ventas.

 Los negocios y restaurantes que funcionan frente al malecón volvieron a tener buenas ventas por la concurrencia que asistió.

Los retenes

A la entrada al puerto, la Policía Municipal de Progreso instaló un retén policíaco que vigiló la entrada de los vehículos. A la salida se vio una operación policíaca conjunta entre la policía municipal y la policía estatal.

El retén mixto instalado debajo del Distribuidor Vial de la salida hacia Mérida estuvo varias horas, revisó vehículos con placas foráneas y recabó datos de sus conductores y ocupantes, pero no detuvo a ninguna persona.

Trascendió que esta operación la realizó la Policía Estatal Investigadora y fue parte de la búsqueda de unos ladrones que cometieron un robo con cuantioso botín en la entidad, sin especificar si fue en Progreso, Mérida o algún otro lugar.

Lee: "Más de 20 horas sin luz": Vecinos de Umán protestan contra la CFE

Escrito por Joaquín Chan Caamal

Joaquín Orlando Chan Caamal, reportero de la Agencia Informativa Megamedia (AIM); es periodista desde 1987 y en 1993 ingresó a Diario de Yucatán, buque insignia de Grupo Megamedia.   Escribe sobre el ámbito local y peninsular. Ha desarrollado  contenidos sobre educación, economía, medio ambiente, sectores empresariales y seguridad y policía.  

Aspecto de la afluencia este jueves al módulo de vacunación contra Covid en el Cobay de Chenkú (Foto de Carlos de la Cruz)

México reporta más de 10 mil dosis perdidas de vacuna antiCovid

'Fue un juegazo': Jaime Bonilla asiste a partido en Estados Unidos