in

Fuego consume restaurante de hotel vallisoletano

Los elementos de emergencia no pudieron evitar que la estructura de madera y guano fuera consumida por completo por el fuego

Millonarias pérdidas

VALLADOLID.— Poco después del mediodía de ayer martes se quemó el restaurante del hotel “Zentik”, ubicado en la calle 30 entre 27 y 29 por el rumbo de la colonia Fernando Novelo.

De acuerdo con los administradores, los daños por el incendio ascienden a unos 2 millones de pesos.

De las posibles causas del siniestro se manejan dos versiones: un cortocircuito y, según la gerente general del lugar, Melania Cruz, por una “bombita” que aventó un niño de condición humilde que vive a un lado del hotel.

Fue alrededor de la 1 de la tarde cuando se inició el fuego en el restaurante construido de dos plantas, pero todo hecho a base de madera, y un techo de guano.

Las lenguas del fuego alcanzaron grandes dimensiones y devoraron en una hora todo el restaurante.

Estructura

El local es el primer edificio del hotel y es donde se le da la bienvenida a los huéspedes, que pretenden pernoctar en los búngalos que se ubican en la parte posterior del centro de hospedaje y cada uno consta de dos habitaciones, cuyos techos también son de zacate y madera, pero éstos no sufrieron ningún daño.

Se averiguó que en las habitaciones estaban hospedadas cinco personas que fueron desalojadas y resguardadas en un edificio que se encuentra a un costado, por donde viven los propietarios del negocio, a fin de ponerlos a salvo, mientras el fuego devoraba todo el restaurante.

Los bomberos llegaron minutos después de iniciarse el incendio y llevaron al cabo una intensa labor para sofocar el fuego, la cual duró poco más de una hora.

Peligro

Durante ese tiempo, varios maderos y palos del techo fueron colapsando poniendo en riesgo en todo momento a los tragahumos que se encontraban en el interior tratando de sofocar por completo las maderas ya quemadas.

Mientras los bomberos hacían su trabajo, voluntarios y elementos de Protección Civil tiraban agua en cubetas para evitar que se siga quemando más cosas, pero fue poco lo que pudieron hacer, ya que todo el mobiliario como mesas, sillas, utensilios de cocina, entre otras cosas fueron consumidos por la llamas.

De acuerdo con versiones de Melania Cruz, también representante legal de la empresa, dijo que fueron unos niños que aventaron unas “bombitas” en el lugar, los cuales tienen su casa a un lado del centro de hospedaje, incluso ella misma se acercó a reclamarle a los pequeños.

Uno de los menores negó los señalamientos y aseguró que él vio cuando comenzó a incendiarse la parte superior del techo, junto a una antena, por lo que se presume que pudo originarse por un cortocircuito.

Incertidumbre

José López Camejo, director de Protección Civil del Ayuntamiento, comentó que no se sabe con precisión el origen del incendio y que se hará un peritaje para determinar qué provocó el siniestro.

De acuerdo con datos de los administradores, los daños por el incendio ascienden a unos $2 millones y para poder recuperarlos y poner de pie el restaurante de nuevo se tardará mucho tiempo.

Policías Municipales le indicaron a la gerente general que está en su derecho de poner una denuncia ante la Fiscalía del Estado, si considera y tiene pruebas que el incendio fue causado por una “bombita”, como ella asegura.— Juan Antonio Osorio Osorno

Los partidos, en apuros

Una viróloga pide confiar en vacuna contra el Covid-19