in

Fuego en el monte

Brigadistas apagan el incendio que arrasó con montes y amenazó con llegar a una quebradora en Motul

Se triplicarían los incendios en los días de vacaciones

MOTUL.— El fuego puso en jaque ayer viernes a los empleados de una quebradora, quienes temieron que las llamas devoren un contenedor de combustible, ya que el fuego se acercó al terreno de la empresa.

La brigada de Protección Civil, al mando del director, Dean Lizama Azcorra, logró cercar el fuego y así proteger el contenedor de 5,000 litros de diésel y maquinarias que sirven en la obra.

El incendio comenzó a espaldas de la quebradora Dasila, de Armando Cáceres.

Aunque el fuego no da tregua, los elementos de Protección Civil están pendientes para actuar, como en ese siniestro que arrasó con una hectárea de monte bajo.

Sobre los incendios, la Dirección de Protección Civil de Yucatán (Procivy), a su vez, advirtió que se calcula que se tripliquen las conflagraciones en la temporada vacacional de Semana Santa (del 14 al 28 de abril), días feriados (como este lunes 18, por el aniversario del natalicio de Benito Juárez) y fines de semana.

Señaló que ya se activaron los comités de prevención y combate de incendios en los 106 municipios del Estado.

En entrevista que concedió a “El Universal”, el director de Procivy, Enrique Alcocer Basto, informó que “en promedio tenemos diariamente entre cinco y 15 casos (de incendios) que nos reportan, pero para los días feriados los conatos o incendios se disparan hasta los 50 y 60 casos al día”.

Destacó que la principal causa es que hay gran afluencia vehicular en esas fechas y muchos tiran colillas encendidas desde las ventanillas de los autos.

Además, agregó, las botellas de cristal pueden originar “el efecto lupa” e incendiar las hojas secas o basura tirada a las orillas de las carreteras, esa es otra causa frecuente de siniestros.

Precisó que de enero a la fecha ya combatieron cuatro incendios forestales en Celestún, El Corchito (Progreso), Tekax y Yaxkukul, y 196 conatos de siniestros.

“No todos los incidentes que se reportan son incendios forestales, sino más bien son conatos, es decir, las afectaciones y daños hasta ahora no superan una hectárea de longitud”, detalló.

Según cifras oficiales, en 2016 se quemaron unas 13,000 hectáreas de monte; en 2017 se siniestraron 2,700 ha (80% menos) y en 2018 se consumieron 1,800 ha.

“Esto significa que ha funcionado el calendario de quemas, y se pueden prevenir los incendios”, dijo Alcocer Basto.

En 2018 el gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto emitió una alerta por el intenso calor en 98 municipios de Yucatán, de acuerdo con el Plan de Desastres Naturales.

Sin embargo nunca se determinó una acción concreta.

Al preguntarle al respecto, Alcocer Basto dijo que “hasta donde está enterado” se entregaron despensas a los afectados y afectadas, pero “desconozco el impacto del programa”.

El funcionario informó que la nueva administración estatal implementó el Centro de Monitoreo de Protección Civil, una unidad especializada que vigila las 24 horas las inclemencias de tiempo y “regionaliza” la información emitida por instituciones climáticas internacionales.

“Queremos tener información actual ante cualquier contingencia”, expresó.— M.C.T.

El Puebla derrota a los Pumas con gol de Cavallini

Cartón de Tony: Su ego de tronos