in

Gremio tradición de familiares

Participantes en el Gremio Mestizas

Participan hijas, tías, sobrinas, comadres y más

MOTUL.— El gremio de Mestizas, Paz y Unión se sumó a la veneración de la Virgen del Carmen participando en la misa anual que les corresponde en la iglesia de San Juan Bautista.

Ataviadas con el traje regional, las integrantes del gremio Mestizas Paz y Unión cumplieron su promesa a la Virgen del Carmen.

La agrupación hizo honor a su nombre, ya que numerosas mujeres vestidas con hipil acompañaron a los demás socios del grupo y a otros fieles para venerar a la Virgen del Carmen en la parroquia San Juan Bautista.

El presidente saliente del gremio, Pedro Chuc Cimé explicó que el gran número de devotos que los acompañaron se debió a que es una tradición familiar que hijas, sobrinas, tías, comadres, consuegras, cuñadas y concuñas apoyen a los socios para llevar los estandartes, pabellones, banderas y arreglos florales para ofrecerlos a la Virgen.

Chuc Cimé destacó que los numerosos estandartes de los gremios que se portan durante la fiesta anual en honor de la Virgen del Carmen, en su mayoría, son donados por familias que recibieron favores de la madre de Dios.

Recordó que el gremio fue fundado hace 55 años por la hoy extinta Emilia Cimé.

“Ahora tenemos unos 20 socios, ya que la situación económica afecta la participación; pese a ello, no faltan manos para atender a los visitantes que arriban al predio de la calle 30 entre 29 y 31 del centro de la ciudad”.

“Cuando se tiene fe y devoción a la Virgen del Carmen las cosas salen bien”.

“El gremio Mestizas, Paz y Unión tiene 24 estandartes y 16 banderines, que se cargan junto con la ramada y el ramillete durante la procesión a la iglesia”.

Aseveró que mientras más estandartes tenga un gremio se nota la fe de los fieles en la Virgen del Carmen.

“Ella bendice a todos con salud y riquezas, las cuales debemos agradecer y fomentar en nuestros hijos”.

Indicó que le dan un sentido más religioso a este gremio al adoptar una Virgen del Carmen por seis meses.

Explicó que se le hizo un altar en la casa donde entró el gremio y con la charanga se le dio “Las Mañanitas”, además, los acompañó en el derrotero a la iglesia para escuchar la misa.

El próximo año presidirá el gremio Luis Arturo Chuc Cimé, hermano mayor del directivo saliente, con lo que se confirma que la agrupación es familiar y pasa de generación en generación.— MAURICIO CAN TEC

 

Homilía del XVI domingo del tiempo ordinario