in

Hartos del pésimo servicio de la CFE

Pese a las reiteradas quejas de vecinos de Chuburná Puerto

Son constantes los apagones en Chuburná Puerto

El pésimo servicio que presta la Comisión Federal de Electricidad amenaza con convertir en un auténtico calvario los días de descanso reparador en la playa.

“Estamos hartos. Este problema de variaciones de voltaje y apagones frecuentes se ha vuelto insostenible”, señala visiblemente molesta la maestra Yalile Rosado López, representante de los vecinos de la zona comprendida entre las calles 5, 7, 190 y 194 de Chuburná Puerto. “Ha ocurrido que en un lapso de 10 minutos la luz se va y viene hasta 16 veces”.

El apagón más reciente se registró el jueves pasado, cuando los vecinos se quedaron sin energía eléctrica durante casi un día.

La constante variación del voltaje ha provocado que se quemen televisores, refrigeradores, bombas de agua, controles del sistema de cable, focos, contactos, ventiladores, hornos de microondas…, añade. Eso sin contar la cantidad de alimentos que se echan a perder.

“Estamos furiosos porque hemos realizado muchas diligencias ante los funcionarios de la CFE de Progreso y pese a todo lo que nos han ofrecido, hasta ahora no hemos tenido una respuesta de calidad… ¡ah!, pero eso sí, el pago tiene que ser justo en el momento en que la empresa lo pide. Y eso a los usuarios de esta zona ya nos tiene cansados”, dice la maestra.

Los vecinos, dice, se han dirigido tanto al ingeniero Víctor Salas como al superintendente de zona, Ing. Roberto Quiñones. “Hace algún tiempo hablamos con el Ing. Salas, quien ofreció supervisar personalmente lo que pasaba”.

“Vino, vio el estado de las cosas, nos dijo que las conexiones y los cables estaban hechos ‘una porquería’ y se comprometió a que se encargaría de que todo quedara bien”, añade. “Supuestamente se hizo y digo ‘supuestamente’ porque las fallas siguen hasta la fecha, lo que lleva a pensar que en realidad no se hizo nada”.

La señora Rubí Cardeña Serrano, también vecina de la calle 7, dice que le extraña que los apagones casi nunca son generalizados, no es un corte en todo el sector, sino en determinadas casas, “sobre todo en las que tienen medidores nuevos”.

Esos medidores supuestamente “inteligentes”, que fueron instalados sin avisar ni pedir permiso a los propietarios de las casas, vinieron a agravar la situación, interviene el señor Luis Torres Gijón.

En el más reciente apagón, cuentan los vecinos, trabajadores de la CFE que “pasaban por ahí” quitaron los medidores y “puentearon” la instalación para restablecer el servicio. “Pero esa no es la solución que buscamos, no es la respuesta de una empresa de clase mundial como se autonombra la CFE”, apunta la maestra.

“No estamos pidiendo de más, no pedimos privilegios ni favores, simplemente que nos den un buen servicio porque lo estamos pagando y todos sabemos a qué precios”.— Mario S. Durán Yabur

Antiguo problema Apagones

El comisario municipal de Chuburná Puerto, Damián Cab, dice que el problema es viejo.

Sin solución

Los problemas con la CFE vienen de mucho tiempo atrás y aunque las quejas por el mal servicio son constantes, la empresa no ha podido dar una respuesta y el servicio sigue siendo deficiente.

Causas

“La verdad, esto viene ocurriendo desde hace años. En primer lugar los transformadores son insuficientes, en segundo el cableado que era de cobre ahora es de aluminio y los nuevos medidores electrónicos se bloquean cuando hay bajo voltaje y dejan las casas sin corriente”, señala el comisario, electricista de profesión.

Mayor demanda

Cada vez hay más demanda de energía, dice. “Los estadounidenses y canadienses que han llegado recientemente son grandes consumidores de electricidad, mucho más que los usuarios locales, tienen climas, bombas para sus pozos y sus piscinas, herramientas, aparatos electrodomésticos…”.

Miles invaden las playas de Yucatán

Riesgo de que el ruido se convierta en problema de salud pública