in

Hay crisis en el turismo de Valladolid

Turistas se toman fotos en una calle del centro de Valladolid. Prestadores de servicios afirman que los cierres de lugares como Chichén Itzá genera baja en sus ingresos

También temena cierres durante Semana Santa

VALLADOLID.— A una semana de iniciar las vacaciones de Semana Santa, los prestadores de servicios turísticos están con ansias que pasen los días y empiecen a tener mejores ventas, pero sobre todo que aumente la ocupación hotelera.

El fin de semana pasado y ayer domingo se notó una baja en el arribo de visitantes, debido al cierre de la zona arqueológica de Chichén Itzá y Ek Balam, pues no se observó el movimiento de gente como en años anteriores antes de iniciar la pandemia.

La mayor parte de los turistas que llegan a esta ciudad de paso, son provenientes de Cancún, Playa del Carmen, y la Riviera Maya, de modo que se depende mucho del vecino estado, pues el turismo que llega lo hace de paso, pero cuando menos se deja una importante derrama económica, beneficiando a los restauranteros y tiendas de artesanías, incluso hasta a los ambulantes que trabajan en el interior del parque principal.

Sin embargo también llegan visitantes en vehículos particulares, pero no es mucho. Estos se quedan un poco más de tiempo, incluso comen en el Bazar Municipal y algunos se quedan a dormir, con el objeto que al día siguiente se muevan para algún sitio que ellos quieran, entre ellos las zonas arqueológicas.

Con el cierre de las zonas que por cierto hoy martes se abren de nuevo al público, el turismo no llegó, ni siquiera de paso, de modo que los principales afectados fueron los prestadores de servicios turísticos locales, sobre todo los que trabajan en el centro histórico de la ciudad, que incluye a hoteleros, restauranteros, artesanos, entre otros, incluso se reportó que muy poca gente arribó al parador del cenote Zací.

Algunos hoteleros comentaron que la crisis ya se prolongó más de un año y no ven mejoría económica en sus negocios. Dicen que desde que se activó la economía se han mantenido entre un cinco y un 10% en la ocupación y en ocasiones aumenta un poco más, pero no ha sido suficiente para recuperarse.

Ahora con las medidas que se toman al cerrar las zonas, la situación se complica para los turisteros, incluso se habla que en la primera semana de abril se volverá a cerrar, justamente en el inicio de las vacaciones de Semana Santa, por lo tanto continuarán con su mala situación económica.

Esperan que los turistas nacionales lleguen a quedarse cuando menos una o dos noches, con lo que podrían empezar a ver algo de mejoría en sus negocios, por lo que ya están ansiosos que lleguen esos días que tanto están esperando.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

Caso Ivonne Gallegos se investiga como feminicidio: Fiscalía