in

Hay posibilidad de llegar a un acuerdo reparatorio

La ley permite esa figura para un ex edil vinculado

VALLADOLID.—En la plática que se tuvo con el exalcalde Roger Alcocer García, vinculado a proceso acusado por un juez de peculado por $25 millones de obras que no entregó durante su administración 2012-2015, dejó entrever la posibilidad de llegar a un acuerdo reparatorio, pues la ley le da ese derecho.

Sin embargo, independientemente aseguró que cuenta con 62 hojas que evidencian su inocencia del delito que le imputan junto con su tesorero Óscar Arturo Esquivel Palomo, ahora considerados indiciados, en tanto el juez de control no determine la situación jurídica de cada uno de ellos.

Ayer publicamos que el exalcalde negó el delito que le imputan y aseguró que es un asunto mediático y jurídico lo que está pasando con su caso, pero que confía en la autoridad para aclarar todo lo relacionado a las obras.

Como ya publicamos, al exalcalde se le atribuye no haber entregado un museo del tren, una biblioteca, una plaza de la jarana y una supuesta unidad deportiva, con un monto de $25 millones, pero el ex edil aseguró que son obras en proceso, y que no están documentadas como terminadas.

Como parte de la plática que se tuvo con el exalcalde, dejó entrever que el acuerdo reparatorio es una opción para resolver el problema, sin embargo todo dependerá de la autoridad, para lo cual aseguró estar listo para afrontar su responsabilidad, pero el bien de la ciudad debe terminarse esas obras, dijo.

El exprimer edil insistió mucho en que se trata de obras en proceso, por lo que se acudió al lugar a realizar un recorrido, y conocer los avances en las obras.

En el caso de la Plaza de la Jarana desde hace muchos años desde que funcionaba el ferrocarril que viajaba a Mérida y viceversa ha existido una construcción a la vera de los rieles, en la cual se vendían los boletos de viaje, pero en la parte trasera, solo era un terreno baldío, de tal modo que con maquinaria se hizo una hondonada, supuestamente para hacer un ágora al aire libre, pero así se dejó.

En el caso de la biblioteca, se pretendía usar el edificio que se usaba como sala de espera de los pasajeros, el cual es muy antiguo, construido desde hace más de 100 años desde que el tren llegó a esta ciudad, de modo que sus paredes y techo de estructuras metálicas ya estaban en completo deterioro. Lo que se hizo en el lugar fue reparar las partes semidestruidas de las paredes, y hacerles el revoco correspondiente tanto en el interior como en el exterior, pero el techo y piso son los mismos y así se dejó.—Juan Antonio Osorio

En el caso del museo del tren, se construyeron dos espacios, en ambos se levantaron las paredes laterales, en uno se revocó, y en el otro solo se puede observar el bloqueo y encima una estructura metaliza que serviría para construir una trabe, pero no se hizo.

En el caso de la unidad deportiva de la colonia San Francisco, en administraciones pasadas se construyó una cancha de basquetbol, luego poco a poco se fueron construyendo otros espacios como un campo de futbol con pasto sintético, y y al ex alcalde le correspondió hacer un campo de futbol infantil, lo cual se hizo, pero no se terminó al 100%, además de las dos calles laterales, una de entrada y la otra de salida, lo cual hasta la fecha está empedrado.

Morat abre telón del Palenque X’Matkuil 2019 (Galería)

Cartón de Tony: las dos respuestas