in

Hoteles, ocupados al 70% en El Cuyo

Familias ocupan palapas para el pasadía dominical en El Cuyo

Llegan más gente de la zona que el turismo nacional

TIZIMÍN.— Ayer, quinto y último domingo de Cuaresma, el clima caluroso fue propicio para que familias de la región lleguen desde temprano a El Cuyo a ocupar las palapas que hay en la playa.

Reyes Aguiñaga Medina, regidor e integrante de una familia hotelera en ese puerto, indicó que la ocupación hotelera en el fin de semana fue de un 70%.

“Es poco el turismo nacional; son más los de la región que vienen de paseo y se van el mismo día; sin embargo, no nos podemos quejar de la respuesta”, indicó, en entrevista.

Hoteleros y restauranteros consultados coincidieron en que esperaban mejor afluencia de turistas a partir del viernes, pero afectaron las bajas temperaturas y las lluvias que el frente frío 43 causó en esta región.

Ayer en un recorrido se observó que las familias se reúnen en grupos para rentar casas de playa para pernoctar, las cuales se ofrecen de $1,000 a $2,000, según el número de habitaciones y los servicios con que cuente.

Hay también posadas y cabañas cuya renta va de 700 a 1,1500 pesos, dependiendo del número de camas y espacios para colocar hamacas; estos últimos son los que este fin de semana se agotaron.

En cuanto a los restauranteros, mejoraron sus ventas, aunque la mayoría de los visitantes llega con neveras con refrescos, cervezas y hasta alimentos, para no gastar en los comercios locales, pues consideran que los precios son un poco elevados.

El pescado frito, escaso

Por ejemplo, el kilo de pescado frito está de $150 a $180, precio que en unos expendios incluye las tortillas.

Al respecto, vendedores aseguraron que el precio se debe a que hay escasez de pescado y al mal tiempo que no les permite a los ribereños salir a pescar.

Los porteños dijeron que fijan sus mayores esperanzas en el próximo fin de semana, cuando se inician las vacaciones de Semana Santa, y esperan que la Secretaría de Salud no cierre las playas de Yucatán por la pandemia de Covid-19.— Isauro Chi Díaz

López Obrador pretende emular logros de Juárez