in

Inicia la invasión en calles

Algunos negocios no permiten la entrada de muchas personas y los clientes tienen que esperar afuera

Gentío en cajeros por el pago de apoyos oficiales

VALLADOLID.— El sábado y domingo se observó un mayor movimiento de gente en la zona de comercios, y aunque los compradores usaron sus cubrebocas fue evidente que no se respetó la sana distancia.

En una tienda departamental ubicada en el primer cuadro se formó una fila de más de 50 metros de lado a lado.

Ayer lunes, las instituciones bancarias estuvieron abarrotadas: se formaron filas de incluso 100 metros, debido a que mucha gente que recibió apoyos oficiales, entre ellas las que recibieron el pago de sus quincenas y su aguinaldo, acudieron a retirar su dinero.

Conforme se acercan las fiestas navideñas el movimiento comercial es mucho mayor que en días pasados, lo cual se observó este pasado fin de semana, cuando mucha gente se volcó a las tiendas a comprar ropa, adornos, calzado, entre otras cosas.

Sin gentíos

Durante un recorrido realizado el domingo, se observó que en varias tiendas se formaron filas, ya que los negocios no permitieron el ingreso de muchas personas al mismo tiempo, como una medida de control sanitario.

Sin embargo en las afueras de las tiendas se observó aglomeraciones de gente, muchas de ellas no tuvieron los cuidados correspondientes en cuanto a la sana distancia que debieron guardar, sobre todo los que esperaban turno en una tienda departamental, ubicada a unos metros del Palacio Municipal.

Los comerciantes reportaron buenas ventas, mejores que la semana pasada, incluso comentaron que durante esta semana y parte de la otra llegará el “Boom”, debido a las fiestas navideñas próximas, aunque aclararon que la situación no será igual que en años anteriores.

En esta pandemia, las ventas que se logren serán buenas, luego de ocho meses de crisis, de modo que lo que se logre es bueno y no tendrán por qué quejarse.

“Invasión”

Ayer lunes, debido a que muchos empleados están recibiendo los pagos de su quincena y aguinaldos, abarrotaron las instituciones bancarias, formando filas de hasta 100 metros, en ambos lados, al menos en una que se ubica a un lado del Palacio Municipal, donde incluso la gente se tuvo que meter en el estacionamiento público.

Policías Municipales y personal de las brigadas de la salud estuvieron de manera constante exhortándolos para que respeten la sana distancia, ya que por momentos se les olvidaba, pero fue debido a su desesperación en acceder al banco y realizar sus respectivos cobros.

Se presume que con el pago de la quincena y los aguinaldos, esta semana las ventas en el centro comercial aumentarán mucho más, por lo que se esperan ríos de gente sobre la calle 39 desde la 40 hasta la 46.— Juan Antonio Osorio Osorno

Henry Cavill sufre lesión en las grabaciones de "The Witcher"