in

Inicio con redes saturadas

Ver la televisión es

Problemático el arranque de curso para los papás

TIZIMÍN.— Con un panorama complicado inició ayer lunes el ciclo escolar 2020-2021 debido a que a los padres de familia se les complicó sintonizar los canales de televisión para que sus hijos tomen sus clases del programa “Aprende en casa”.

Incluso la mayoría tuvo que consultarles a los maestros, quienes se saturaron de preguntas sin faltar la mamá o papá que prefirió salirse de los grupos de WhatsApp, no sin antes expresar su enojo y asegurar que preferían que sus hijos pierdan un año sin estudiar.

Fueron pocos los que expresaron su alegría y compartieron escasas fotografías en el Facebook de ver a sus hijos contentos al iniciar este nuevo ciclo escolar desde sus casas, debido a que así lo dictan las medidas preventivas para no contagiarse con el coronavirus.

Otras escuelas optaron por no seguir las clases en línea y será mediante tareas que enviarán a los grupos de WhatsApp o vía correo electrónico para que resuelvan los alumnos sin tener que complicarse con resúmenes con la escasa información que se les emite en la televisión o vía internet.

Planteles cerrados

En cuanto a las escuelas, la mayoría estuvo ayer cerrada, mientras que en otras programaron reuniones para despejar dudas en horarios diferentes para evitar el amontonamiento de papás.

Los libros de texto gratuitos tampoco fueron entregados ayer como estaba previsto, debido a un atraso en la llegada de los que faltaban, incluyendo los paquetes escolares que del gobierno del Estado en cumplimiento con el programa “Impulso escolar”.

En entrevista anterior, Francisco Loría Serrano, supervisor de la zona escolar 102 de primaria, aseguró que la entrega del material didáctico será en grupos y en diferentes horarios, pero hasta que todo esté completo y así sea una sola visita que el padre o madre de familia realice en donde lo vaya a recibir.

Al respecto se trató de entrevistar a la coordinadora de educación del Ayuntamiento, Blanca Argüelles Aguilar, pero su secretaria indicó que estaba en un curso y le era imposible conceder entrevistas.

En algunas comisarías como en el Edén, la profesora Sara Tun compartió una fotografía sobre su jornada de entrega de libros de texto gratuitos a los padres de familia, desde luego aseguró que fue siguiendo las medidas preventivas para no contagiarse del Covid-19.— ISAURO CHI DIAZ

La extracción de crudo se desploma en México

No hay evidencia suficiente de usar plasma sanguíneo