in

Insisten: destitución

Los inconformes rodean una de las patrullas en la entrada de Xocén

Inconformes de Xocén permiten paso a policías

XOCÉN, Valladolid.— En medio de la tensión que se vive en este poblado, habitantes permitieron, con condiciones, el ingreso de policías municipales al poblado ayer temprano, así como hacer una reunión en la que no intervengan agentes.

Los vecinos reiteraron que siguen firmes en su decisión y que intensificarán sus protestas hasta que el alcalde Enrique Ayora Sosa o algún otro funcionario municipal acuda a dialogar con ellos y que asuma compromisos con los inconformes.

También pidieron la destitución del comisario municipal Juan de la Cruz Noh May, a quien acusan de ser protegido de Ayora Sosa para que los apoyos federales les lleguen solo a sus familiares, y exigen la construcción del domo en el parque principal, pues el primer edil lo prometió durante su campaña en busca de la alcaldía.

“Si van a estar acá no queremos que se acerquen en donde está la gente porque todos están molestos, ya que no viene el comisario o el presidente municipal a dar la cara, la gente quiere hablar con ellos”, expresaron a los uniformados que llegaron en dos camionetas alrededor de las 10 de la mañana.

Los oficiales aceptaron mantenerse a distancia en sus vehículos, mientras que otro grupo de pobladores se mantenía pendiente de quién pudiese tomarle fotografías o vídeo a los que encabezan este movimiento.

Los policías les explicaron que únicamente iban a resguardar la integridad de los habitantes.

“Está bien, que se queden, pero que cierren los caminos de acceso o que se estacionen en algún lugar sin que tengan que acercarse en donde vamos a tener una asamblea porque es solo para la gente del pueblo”, dijo uno de los que rodearon a un comandante de la SSP que se mantuvo en la patrulla.

Los vecinos, entre ellos un grupo de mujeres, no permite el ingreso de los elementos, pero en el kilómetro 7 del entronque de la carretera federal al pueblo, al menos dos patrullas realizan recorridos constantes.

Entre los vecinos se pudo confirmar que elementos de la Guardia Nacional rescataron al comisario, pero que presionaron al comandante de la Policía, Eugenio Dzib May, para que les abriera la celda, lo que también le costó su encarcelamiento varias horas.

Presión

Hasta ayer después del mediodía, la entrada al pueblo permanecía libre de las piedras y ramas con las que hace unos días bloquearon el paso de la Policía; sin embargo, advirtieron que en cualquier momento podrían volver a cerrarlo, como medida de presión.

El departamento de Comunicación Social de la Comuna afirmó que el primer edil está dispuesto al diálogo, pero para ello los inconformes deben elegir a una comisión para que acuda al Palacio Municipal.

Por las tensas condiciones que se viven en la comunidad, temen que alguien resulte lesionado, por eso piden a los pobladores considerar necesario el diálogo con un grupo de representantes.— ISAURO CHI DÍAZ

''Me vi muerta'': los audios y últimos mensajes de Úrsula Bahillo

Más vigilancia al gobierno: el tema de la red fantasma, motivo para la reflexión