in

Joven agricultor de Peto impulsa el autoconsumo 

Con la preparación del camote pibil

Camote pibil, “exquisitez”

PETO.— El licenciado en Agroecología Rodolfo Dzul Moo, productor de la población, quien cuenta con 30 años, continúa una tradición familiar: prepara camote pibil, ofreciendo un valor agregado a ese tubérculo.

Además, señala, “a través de este tipo de cocimientos le damos un sabor exquisito al camote”.

Recuerda que de su abuelo aprendió a cocinar al estilo yucateco ese tubérculo, conocido sobre todo en todo México por el tradicional dulce poblano.

“Cuando las personas quieren comerlo enterrado, usan la ceniza de la candela para cocerlo, aunque no adquiere el mismo sabor si se prepara en pib, de manera tradicional”.

Explica que, en los últimos años al concluir la carrera, comenzó a trabajar en una hectárea de terreno, donde fomenta diversos cultivos para tener producción de manera continua y no depender solo de un cultivo.

Cuenta que, además de sembrar maíz, también cultiva frijol, ibes, calabaza, camote, jícama y otras plantas que le permiten tener cosecha todo el año.

En esta ocasión, al sacar los primeros frutos de camote, Dzul Moo decidió poner en práctica los conocimientos que adquirió de su abuelo, y fue de esa manera que decidió cocer de manera diferente el camote.

Indica que quienes han probado el camote pibil saben que se trata de una exquisitez, pues no solo disfrutan de su peculiar sabor, sino también de su aroma.

“Con la ayuda de un amigo preparamos el camote pibil y quienes lo degustaron quedaron encantados”.

Dzul Moo, quien en 2013 concluyó la licenciatura en Agroecología de la Uady, señala que es importante poner en práctica todos esos conocimientos que se transmiten por generaciones.

Comenta que para preparar el camote en pib lo ideal es enterrarlo por un lapso de 24 horas para que adquiera un sabor y aroma únicos.

“Ser autosuficientes”

Dzul Moo recuerda que la producción que obtiene de su terreno la aprovecha para el autoconsumo y no para la comercialización, pues, dice, la clave está en ser autosuficientes.

“Son más los beneficios que obtenemos si consumimos lo que producimos y además tienes la seguridad de que es más saludable.

“En mi caso evito el uso de agroquímicos y manejo un método de trabajo para prevenir las plagas y enfermedades de manera natural.

“El manejar varios cultivos en un mismo terreno ayuda a prevenir que las plagas y enfermedades los afecten”, abunda.

“Por eso en parte estoy trabajando la diversidad de cultivos, empleado técnicas naturales para controlar las plagas y las enfermedades, por lo que la producción es continua y seguiremos trabajando el campo”.— MIGUEL ÁNGEL MOO GÓNGORA

 

Al día 46 casos de conjuntivitis en Yucatán

Cartón de Tony: Flechados