in

Kinchil celebra al Cristo, su patrono

El Cristo de la Ampollas preside

“No es solo bailes y corridas, la misa es lo importante”

KINCHIL.— Debido al protocolo sanitario para prevenir contagios de Covid-19, pocos feligreses participaron anteayer sábado presencialmente en la misa de inicio de la fiesta patronal anual en honor del Cristo de la Ampollas en la parroquia del mismo nombre.

En la ceremonia, el sacerdote Martín Méndez Bojorquezdote recordó que desde hace muchos años se celebra este festejo para conocer la palabra de Dios y para acercarnos a Él.

“No solo es para asistir a los bailes o corridas (de toros), lo importante es la celebración litúrgica, ofrecer a Jesús nuestras virtudes”, indicó el padre.

Informó que en este segundo año de la pandemia, les autorizaron hacer estos festejos, pero con las medidas de higiene por el Covid-19.

“Cristo es como una ofrenda de amor porque nuestros corazones se llenan de alegría, como Jesús les dijo a Felipe y Natanael: ‘¿Hace tantos años que me rinden culto y no me conoces?”, agregó.

Mencionó que el papa Francisco invitó a rezar el rosario en todo el mundo.

Precisó que en México a las 11 de la mañana se reza el rosario para pedir por el fin de la pandemia y por la paz del mundo.

Invitó a todos a que se unan a rezarlo “para que nos devuelvan la paz y la alegría de vivir, y esto hará que en nuestro corazón conozcamos más a Jesús y a su santísima Madre”.

Informó que la entrada de los gremios a la iglesia y las misas son de anteayer al lunes 10 y, luego, del miércoles 12 al domingo 16.

Pidió a su comunidad respetar las medidas de prevención del Covid-19 para que las fiestas se celebren en paz y en sana distancia.

Las misas son a las 10 a.m. y 7 p.m.— María Inés Castilla Quintal

Dejaría de operar instituto electoral

Cartón de Tony: La trampa de la payasada