in ,

En Kinchil regalan guano, pero hay más carencias en las casas

En Kinchil regalan guano
Cristina Uc May recibe palmas para su casa de guano, como parte de un programa municipal, en Kinchil

En Kinchil se inició un programa de conservación de las casas de paja.

Conservando mi Casa es el nombre del programa que este mes puso en marcha el Ayuntamiento.

“La naturaleza es sabia, bondadosa y abundante. Por todos los tiempos de la península la mayoría de los yucatecos del interior del Estado crecimos y disfrutamos vivir en una casa de paja o guano”, dice el alcalde, el panista Valentín Pech Dzib, al presentar el programa.

“En lo particular, admiro y aprecio mucho estos lujos artesanales. Por eso como alcalde hemos activado el programa Conservando mi Casa.

“Con la ayuda de los vecinos estaremos apoyando con palmas de guano cortados en tierras kinchileñas a vecinos que así lo necesiten y deseen conservar.

“Esto con el afán de apoyar al campesino que de sol a sol corta las palmas y reparar la casa a los que lo necesiten y seguir sembrando nuestras raíces mayas”.

El edil igual dice que “las acciones de vivienda de losa en el transcurso de los meses se activarán”.

La primera beneficiaria del programa fue la familia encabezada por Cristina Uc May y Arseño Dzib Pech.

Kinchil se ubica a 42.19 kilómetros de Mérida.

De 2000 a 2015, el municipio pasó del lugar 73 al 59 en la escala estatal de rezago social, informa la Secretaría de Desarrollo Social (hoy Secretaría de Bienestar) de la Federación.

La dependencia hizo su reporte con base en los Censos de Población que el Inegi hace cada 10 años y las Encuestas Intercensales de cada cinco años.

El municipio ocupó el lugar 59 de 106 municipios en la escala estatal de rezago social en 2015, reporta.

El grado de rezago social de Kinchil es medio, afirma con base en la más reciente Encuesta Intercensal del Inegi (de 2015).

En ese año, la encuesta arrojó que el municipio cuenta con 7,187 habitantes y 1,811 viviendas. En 2010, tuvo 6,571 pobladores y 1,644 casas.

CARENCIAS

Igual arrojó que el 5% de las casas tienen carencias por material en el techo (no son de bovedillas).

Otros indicadores que llaman la atención son los siguientes:

En el 25.5% de las viviendas, las familias viven con hacinamiento.

El 39.92% de las casas no tiene baño o excusado. En el Estado, el 10.37% de las viviendas carece de ese servicio.

En el 46.66% de las casas no se cuenta con drenaje, contra el 12.34% en la entidad.

El 3.12% de las viviendas no tiene agua entubada, contra el 1.83% del Estado.- Flor Estrella Santana

Netflix gratis

Netflix desactiva el mes de prueba gratis en México

Trabe cae durante traslado para colocación en nuevo puente “La Unidad”