in , ,

La ceremonia maya del Cha Chaak: así se vive en Tzucacab

PETO.- Productores del ejido la Esperanza de Tzucacab, acompañados de sus familias, realizaron ayer una ceremonia maya para pedirle lluvia al Dios Chaak (dios de la lluvia).

De acuerdo con las creencias mayas, de esta manera piden que les vaya bien en este ciclo productivo que inicia y que las lluvias no falten para que puedan lograr sus cosechas.


Esta tradición de realizar el Cha Chaak ha permanecido entre los socios de este ejido que año tras año se organizan para realizar esta celebración en un ambiente de alegría y convivencia.

La ceremonia maya del Cha Chaak


Con días de anticipación a la ceremonia se comienzan los preparativos. Se compra todo lo que se requiere para la preparación de los alimentos y los ejidatarios se organizan para elaborar el altar que se utilizara para la ceremonia.


Ayer desde las primeras horas del día los ejidatarios, acompañados de sus familiares y amigos, comenzaron con la preparación de todo lo que se requería; mientras el j’men iniciaba el ritual con el tradicional sakab y el balché (bebida sagrada). Así comenzó la celebración, mientras sacrificaba unos pavos cuando hacía sus plegarias, ofreciéndolos a las deidades.


Entre risas, las mujeres amasaban y torteaban para que posteriormente sus esposos fueran haciendo los pibes que más tarde se entregarían como parte de la ofrenda.

La preparación de los alimentos tardó varias horas. Durante la jornada el sacerdote tuvo varias intervenciones como parte de su labor para celebrar esta actividad. En cada una ofrendó algo, pero fue alrededor de las cuatro de la tarde cuando hizo el ofrecimiento de todos los alimentos.

Cayó la lluvia


Durante las plegarias del j’men llamaba a las deidades y mientras realizaba la ceremonia decenas de niños corrían alegremente en el predio donde se llevó al cabo la actividad.


No tardó mucho en hacerse presente la lluvia, incluso el aguacero comenzó a caer exactamente cuando el j’men concluyó la ceremonia, lo cual fue considerado como algo positivo por los campesinos, debido a que indica que eso muestra que sus plegarias fueron escuchadas y el ofrecimiento fue bien recibido.

También resaltaron la importancia de que los niños y los jóvenes participen en esta celebración, debido a que en el futuro serán ellos quienes continuarán con esta tradición que ha pasado de generación en generación, pues en el caso especifico de este ejido, los ejidatarios realizan la celebración cada año de manera puntual.- Miguel Moo

Leer: Ya no permiten menores al volante en Tzucacab

Acuerdo nuclear

Trump asegura que Irán nunca poseerá armas nucleares

WhatsApp funciones.,

WhatsApp integrará estas nuevas funciones en 2019