in

Caen las ventas 60%

El mercado de Progreso

La crisis pesquera golpea al comercio y mercado porteño

PROGRESO.— La crítica situación de la pesca, a causa de la baja captura de pulpo, impacta también al comercio en general.

Las ventas se desplomaron hasta 60% por falta de dinero, lo que se recrudece en este mes, considerado el más difícil de año.

Roberto Sánchez González y Frank García Gómez, presidentes de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servitur) y de la Unión de Locatarios del Mercado Municipal, respectivamente, coinciden en que las ventas se desplomaron drásticamente y lo atribuyen a la mala situación de la pesca de pulpo.

Ambos dirigentes locales recordaron que la economía del puerto depende mucho de la pesca.

Afirmaron que muchas familias son de pescadores y ahora atraviesan una crítica situación porque el primer mes de la pulpeada, agosto, fue malo, no tuvieron ganancias y eso se refleja en el comercio en general.

García Gómez indicó que por falta de dinero muchas familias compran solo lo básico y en el mercado las ventas cayeron 60% y están al 40 por ciento.

Añadió que muchos locatarios también pasan apuros; por el desplome de las ventas tampoco tienen ganancias y hay gastos en la compra de productos que se ofrecen en la central de abastos.

Las ventas regulares en el mercado solo se dan cuando los barcos pesqueros se surten de víveres, carnes y aves para zarpar, pero después caen de nuevo, como ocurre en estos días, agregó.

“El año pasado desde que comenzó la pulpeada en agosto las ventas de dispararon porque los barcos llevaban hasta 20 pescadores, las familias de los pulperos tenían dinero porque se pagó a buen precio el pulpo, pero ahora la situación es diferente, no solo no hay pulpo, sino que el precio está bajo, contrastó.

Sánchez González, a su vez, dijo que en el comercio establecido las ventas cayeron 50% y eso se resiente este mes, ya que todo parece indicar que será uno de los más malos del año, porque las familias de los pescadores no tienen dinero por el desplome de la pesca de pulpo.

En agosto, agregó, no se resintió la crisis de la pesca, ya que por las vacaciones de verano llegan muchos paseantes, las casas veraniegas se ocupan y hay trabajo.

Pero, afirmó, al comenzar septiembre se resintió la falta de liquidez entre las familias de los pescadores.

La mala racha en el comercio, dijo, se puede observar en los comercios del primer cuadro de la ciudad y de las colonias.

Subrayó que las familias solo compran lo básico, no tienen dinero para gastar, no compran electrodomésticos, como sí lo hicieron al empezar la pulpeada en 2019.

De la ocupación hotelera, dijo que llegan paseantes en los fines de semana y trabajadores de empresas.

Afirmó que por el torneo de pesca que se realiza hoy sábado se espera que mejore la derrama turística.

La crisis económica se agudiza entre las familias del puerto por los gastos del inicio del curso escolar, como útiles escolares, inscripciones y uniformes.

Los gastos escolares

La situación se complica porque hay escuelas, como el Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay), que por el cambio de gobierno estatal modificaron su uniforme, la playera verde pasó a blanca con detalles en color azul, aunque es obligatoria solo para los alumnos de nuevo ingreso.— Gabino Tzec Valle

Regreso a clases

El pescador Héctor Azueta Peralta señaló que el gasto promedio por alumno es de alrededor de $1,200 por la compra de útiles, uniformes y zapatos, mochila, etcétera.

Festejos patrios

Recordó que este mes las familias afrontarán más gastos porque muchas suelen celebrar las fiestas patrias y, además, muchos estudiantes participan en el tradicional desfile de Independencia de México.

Cartón de Tony: Fundado temor

Hallado culpable