in

La violencia, por droga y alcohol

Manchas de sangre

En Izamal no son ya hechos aislados unas agresiones

IZAMAL.— Policías municipales y vecinos consultados en esta ciudad coinciden en que ya no se puede decir que son hechos aislados o solo pleitos los casos de agresiones o daño en propiedad ajena que a últimas fechas aumentan en el municipio.

Aseguran que son actos de violencia vinculados al consumo de drogas y alcohol; según vecinos de diferentes partes de la ciudad, hasta a menores de edad les venden narcóticos y no se tiene control de las agencias de cerveza y la venta clandestina de botellas de licor.

Denuncian que el narcomenudeo y la venta de alcohol y cerveza fuera de los horarios autorizados ya son comunes en la ciudad.

Señalan que a cualquier hora se ve a gente bebiendo en sus patios, o en las calles o en agencias de cervezas.

Además, subrayan, en la ciudad hay facilidad para comprar enervantes.

Es fácil saber en las colonias quiénes son los surtidores y vendedores de drogas en la ciudad, dicen las fuentes consultadas.

También consideran que esa situación no es exclusiva de la cabecera municipal sino también sucede en las comisarías del municipio.

La falta de vigilancia de padres con sus hijos adolescentes igual es parte del problema, destacan.

Todo ello, afirman, prende los focos rojos para trabajar en campañas de prevención de delitos para que Izamal recupere la tranquilidad que le distingue.

Entre los recientes casos de violencia, vecinos recuerdan los siguientes:

Hace unos meses, por medio de un circuito cerrado se detectó que un grupo de tres jóvenes rompía los cristales de autos, pero no se logró distinguir a los tres vándalos que hacían sus desmanes en horas de la madrugada.

Hace unas semanas por la colonia San Marcos jovenzuelos apedrearon una vivienda y un vehículo.

El fin de semana tres jóvenes que se encontraban en el parque de Los Remedios, calle 34 con 27, fueron agredidos por otros jóvenes.

Las tres víctimas se distinguen por ser jóvenes tranquilos y sin vicio alguno; uno de ellos sufrió una herida en la cabeza porque le propinaron un botellazo con una cerveza “caguama”.

El caso más reciente

El domingo 28 en la noche dos hermanos conocidos como conflictivos y “Los Melvin”, por el nombre de uno de ellos, fueron agredidos en la casa de uno de ellos, en la calle 22 entre 21 y 23 de la colonia San Rafael, ubicada entre las colonias San Idelfonso (“El zorro”) y Emiliano Zapata.

Los agresores fueron jóvenes que se vengaron de los hermanos, quienes los agagredieron cuando, después de un partido de fútbol, los primeros convivían a las puertas de un predio de la colonia San Juan.

Vecinos dijeron que la agresión “fue realmente algo espantoso y salvaje”.

En la calle 22 quedaron manchas de sangre, una rodillera de un futbolista, piedras grandes y una roca de 25 a 30 kilos con que supuestamente golpearon a uno de los hermanos. Ambos están hospitalizados en Mérida y se dice que uno se debate entre la vida y la muerte.

Ambos están casados. Uno tiene dos hijos menores de edad; el otro vive con otra pareja.— Megamedia

La ASEY: Todas las denuncias han sido ya atendidas