in

La viuda negra llegó para quedarse

La araña viuda negra ya está en varios municipios de Yucatán.- Foto de internet

La araña, letal en niños, ancianos o enfermos

La araña viuda negra ya es una habitante non grata” en Yucatán y aunque se confirmó su presencia en suelo maya desde el año pasado, no deja de causar alarma cada vez que se detecta algún ejemplar.

En el estado se comenzó a hablar con mayor frecuencia de la viuda negra a mediados del año 2018, cuando jóvenes de Tekax reportaron haber visto al insecto y se quejaron de indiferencia de las autoridades sanitarias.

Desde hace tres años

En agosto del año pasado, el Programa de Zoonosis de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY) informó que en el estado se había detectado desde hacía tres años la presencia de la viuda negra, y que en promedio este insecto ataca a dos yucatecos al año.

También se informó que es principalmente en la zona sur de la entidad donde habita.

“Repleto”

Meses más adelante, en octubre, se habló de que Peto estaba “repleto” del arácnido: el responsable del programa de Zoonosis de la Jurisdicción Sanitaria número 3 alertó que esa comunidad estaba en el primer lugar por la presencia del peligroso insecto.

Se indicó que los habitantes tenían que aprender a convivir con ella y tener ciertos cuidados para evitar mordeduras; ese mismo mes la Jurisdicción Sanitaria No. 3 con sede en Ticul reportó que ya había disponible antídoto contra el veneno.

Lee también: Insectos venenosos pueden arruinar tus vacaciones https://www.yucatan.com.mx/yucatan/insectos-venenosos-pueden-arruinar-tus-vacaciones

En otras comunidades de la zona ya se registraba también la presencia de la viuda negra: a Peto le seguían Tahdziú y Tzucacab y apenas el martes pasado fue detectado un ejemplar en Espita.

Descendencia por capullo

De acuerdo con la información proporcionada a los petuleños cuando se emitió la alerta, se dio un dato aterrador para quien no se le dificulte sacar cuentas: se indicó que cada vez que hace su capullo, la hembra deposita 300 huevecillos en promedio.

Es decir, suponiendo que las 300 nuevas arañitas depositaran igual número de huevecillos, tan solo la segunda generación dará origen a 90,000 y la tercera a nada más y nada menos que a 27 millones, si todas fueran hembras, por supuesto, y si llegan a la edad reproductiva.

via GIPHY

Cifras de temer

Pero de todas formas la cifra es de temer si en cada camada el número de hembras es igual al de machos.

Este año, de nueva cuenta en Peto, en marzo pasado, se reportó el hallazgo de un ejemplar del insecto en una escuela cuando empleados de limpieza realizaban labores, y apenas este martes 9 de abril se dio un nuevo “avistamiento” y otra vez se recomendó acudir al Centro de Salud más cercano para que se les aplique el antídoto en caso de mordedura.

Potencia del veneno

De acuerdo con información disponible en la página de National Geographic, la mordedura de esta araña es muy temida porque su veneno es 15 veces más potente que el de la serpiente de cascabel.

En los humanos produce dolor muscular, náuseas y parálisis del diafragma, lo que puede dificultar la respiración.

Letalidad

Pese al temor que inspira y la literatura que ha generado el insecto, se indica que la mayoría de la gente no sufre daños graves, y mucho menos la muerte y se precisa que la mordedura solo puede ser letal si la sufren niños pequeños, ancianos o enfermos.

“Afortunadamente, los fallecimientos son bastante poco frecuentes; las arañas no son agresivas y solo muerden en defensa propia. Por ejemplo, cuando alguien se sienta encima de ellas”.

Se sabe también que las viudas negras habitan en prácticamente todos los continentes, a excepción de la Antártida, y que la variedad más común está en Norteamérica, especialmente en Estados Unidos y México.

via GIPHY

El resto de las especies puede ser encontrada en gran diversidad de ambientes y regiones, como por ejemplo, África del Norte, Oriente Medio, Asia, Europa y Australia.

Hogar ideal

El hogar ideal de la araña se compone principalmente de áreas secas y oscuras, mientras que en el invierno buscarán lugares más cálidos y agradables.

En las casas, la viuda negra busca regiones apartadas y oscuras como las cocheras, sótanos y armarios.

Así, ante la inevitable “adopción” del insecto al suelo yucateco —pues según autoridades de salud también han visto viudas negras en Valladolid, Tizimín, Tekit, Mérida y ahora Espita— hay que hacer caso a la recomendación de “aprender a vivir con ella”.— Hipólito Pacheco Perera

Un elefante salvaje mata a cinco personas en la India

Camino de Flores, colorido paisaje para disfrutar