in

Lechería de “vacas flacas”

Las reses que quedan en el rancho de Gloria María Ávila Pérez

En Tizimín solo tres industriales siguen activos

TIZIMÍN.— La sequía y el encarecimiento de los insumos afectan la actividad lechera en el municipio, afirman productores de la zona.

El panorama es desalentador y aunque la demanda del lácteo va en aumento no hay el producto para surtir el mercado.

Alberto Pérez Coronado quien es uno de los principales productores de leche en Tizimín, recuerda que hasta hace un año su producción diaria era de 1,000 a 1,500 litros, y hoy en día ha bajado en un 40 por ciento.

“Estamos atravesando por una situación crítica, hay problemas con el cambio climático, hemos tenido una sequía prolongada con lluvias aisladas”.

“Hay demanda de leche y hay gente que está dispuesta a pagar hasta 10 pesos por litro de leche bronca para hacer sus productos como yogures, quesos y demás, pero no tenemos para vender”.

Por si fuera poco dice que los insumos cada vez están más caros y la mano de obra ya no es la misma: “No hay gente responsable y con ganas de trabajar, pues exigen más y trabajan menos”.

Según indica, el litro de leche está entre 6.50 y 7 pesos, precio que se ha mantenido desde hace dos años.

También añade que en Tizimín solo quedan tres ganaderos que se dedican a la ordeña de vacas cuando antes había cerca de 15 que hacían la actividad y entregaban 8 mil litros de leche a diario.

“Este no ha sido nuestro año, tenemos exceso de calor, humedad, lluvias aisladas y no parece que vaya a haber un cambio en lo que queda del año” aseveró.

Por su parte, Gloria María Ávila Pérez dice que están haciendo maravillas para poder subsistir en la actividad.

La industrial lechera señala que el precio del ganado bajó, las vacas están flacas, aunque se recuperan poco a poco.

“Ya no buscamos de donde sacar para poder pagar a los trabajadores, el combustible, la corriente, el alimento y sostener al rancho”.

Dice que si no fuera porque elabora otros productos derivados de la leche ya hubiese vendido sus vacas, pero trata de mantenerse.

Según refirió, su producción ha bajado un 20 por ciento y todo porque las lluvias no han sido parejas, y los pastizales apenas están reverdeciendo, pero por el sistema de riego.— WENDY UCÁN CHAN

Atleta se declara gay: “Estoy cansado de amar en la oscuridad”