in

Leve aumento en ventas en Valladolid

Turistas en el módulo de atención del cenote X’kekén

Sin menú especial en restaurantes hoy

VALLADOLID.— Luego de abrir los paradores turísticos, en donde están ubicados los cenotes, se empieza a notar la presencia de turistas, como es el caso de X’kekén y Samulhó, en donde se observó la llegada de algunos visitantes en vehículos particulares, aunque están haciendo falta los grupos que normalmente llegaban en autobuses.

Alfonso Rivero Flores, líder de los prestadores de Servicios Turísticos en el Centro Histórico, y quien tiene un restaurante frente al parque principal, dijo que en su caso, sus ventas ya aumentaron en lo que va de la semana, pues luego de levantar los retenes, el turismo regional empezó a llegar.

Como parte del proceso de reactivación económica, se autorizó la apertura de los paradores turísticos, como lo ha hecho el cenote Zací, en donde los visitantes ya están llegando.

Del mismo modo abrió sus accesos el parador turístico de X’kekén y Samulhá, en la comisaría de Dzitnup, en donde los visitantes están llegando pero en baja escala. Los que se están animando vienen en sus propios vehículos particulares, como se observó ayer martes.

De acuerdo con datos obtenidos en el lugar, se informó que son pocos los turistas que están llegando desde el lunes, pero esperan que conforme vayan pasando los días aumente el flujo de visitantes.

En este parador turístico, como en todos los que están abriendo, se aplican todos los protocolos de salud, que garantizan que los que lleguen estarán seguros, por lo que también se les pide a los visitantes que cumplan con todos los protocolos.

Por su parte Rivero Flores, quien cuenta con un restaurante en el centro de la ciudad, manifestó que luego de levantarse los retenes en los cuatro accesos a la ciudad, sus ventas han aumentado ligeramente con turistas regionales.

Siguen los protocolos

Comparado con un día antes de retirarse los filtros, consideró que sus ventas han aumentado un 50%, pero siempre cuidando los protocolos de salud y respetando la cantidad de personas que les tienen permitidos atender al mismo tiempo.

Sobre el día inhábil de hoy miércoles, comentó que no se preparó nada especial, debido a que, en primera instancia no tiene reservaciones y la gente que llega lo hace sin avisar y muchos están de paso.

Además, según dijo no hay dinero para invertir en algunos guisos especiales con motivo de las fiestas patrias, porque los visitantes llegan de repente, de modo que no se puede preparar nada porque no hay certeza de que habrá gente, pues entre semana las familias casi no salen de sus casas, además en el centro de la ciudad no habrá actividades como en años anteriores.

Lo que sí es un hecho es que les favoreció que se haya abierto la ciudad, pero ahora solo falta que las autoridades decidan abrir el parque principal, ya que permanece cerrado y algunos turistas que están llegando quieren entrar, pero no pueden.— Juan Antonio Osorio

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia