in

Líder calla sobre amparo a favor de empleados

El alcalde Julián Zacarías Curi al platicar anteayer con un trabajador municipal en la calle 35 de la Madero

Lleva ocho años como burócrata y dos como directivo

PROGRESO.— José Arcángel Ávila Pat, secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros del Municipio de Progreso al servicio del Ayuntamiento, calló ayer jueves sobre el amparo que ordena a la Comuna que inscriba a los afiliados de ese gremio al Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey).

Ávila Pat es licenciado en derecho, tiene una antigüedad laboral de unos ocho años en la Comuna, trabaja durante el día en el jurídico de Obras Públicas, y en las tardes y fines de semana realiza trabajos relacionados con su profesión.

El martes 20, el abogado Lincoln Palma Rodríguez, quien representó a ese sindicato en el litigio, informó que ese mismo día les notificaron que ganaron el amparo y se ordenó al Ayuntamiento afiliar a los trabajadores al Isstey.

Los trabajadores de ese sindicato tienen antigüedad laboral de hasta 25 años.

Manuel Jesús Cortés Góngora fundó ese sindicato en 2003 y en 2016 pidió amparo contra el Ayuntamiento 2015-2018, que encabezaba su propio hermano, José.

Manuel Cortés murió el 10 de agosto de 2017 y en diciembre del mismo año Carlos Rubio López fue designado líder del sindicato.

El 21 de septiembre de 2018 (el mes en que tomó posesión el hoy alcalde Julián Zacarías Curi), la asamblea de socios del sindicato destituyó a Rubio López, acusado de malos manejos sindicales y nombró a Ávila Pat.

Ayer jueves se llamó por teléfono a Ávila Pat y se le envió mensajes por celular para pedirle su opinión sobre el amparo que ganó el sindicato, pero no respondió las llamadas ni los mensajes.

Se averiguó que tampoco se ha convocado a asamblea para que se informe a los agremiados del resultado del juicio de amparo.— G.T.V.

 

Ricardo Anaya confirmó que dio positivo a la prueba de Covid-19

"Mutación convenenciera" de Ivonne Ortega Pacheco