in

Llama a cuidar el mar

El presbítero Rey Melchor Trejo Alvarado y fieles de Dzilam de Bravo frente al altar de San Juan Bautista

Celebran a San Juan Bautista con misa y procesión

DZILAM DE BRAVO.— “Hermanos, estamos celebrando la fiesta de Pentecostés, pero lo que nos reúne como pueblo y creyentes es nuestra devoción a San Juan Bautista”, expresó el sacerdote Rey Melchor Trejo Alvarado al iniciar la misa.

Numerosos feligreses participaron en la bajada de la imagen de San Juan Bautista durante la fiesta religiosa que concluye el lunes 24.

Este año la misa de bajada coincidió con la fiesta litúrgica de Pentecostés.

“Juan el Bautista hablaba recio y firme, era un hombre bravo no bravucón, hablaba con la verdad”, dijo.

“Nosotros como puerto sepamos tener una vida de rectitud, valentía y saber anunciar el Evangelio; sabemos que hay muchas irregularidades en nuestro puerto, pero entre todos podemos resolverlo, que cada quien ponga de su parte; hay que cuidar el mar que le ha dado de comer a tantas generaciones, no tiremos basura, respetemos la veda”, comentó el presbítero.

“Pidamos al Señor que en esta fiesta de San Juan nos llene de su amor y gracia, para tener una vida de dignidad para todos, una vida en la que podamos estar contentos”, agregó.

En la homilía hizo un llamado a los custodios a dar testimonio de fe. Luego se inició la procesión de bajada del patrono por las principales calles del puerto.

Hombres y mujeres de diferentes edades cargaron a la venerada imagen hasta conducirla al templo católico.

En la procesión participaron gremistas, quienes portaron estandartes y pabellones. Al llegar al recinto católico la efigie fue puesta en su altar donde Trejo Alvarado se acercó para venerarlo e incensarlo.

En filas, los fieles veneraron a San Juan Bautista.— Miguel Ángel Rojas Tamayo

 

Los Leones evitan la barrida ante los Tigres en Cancún

Cartón de Tony: Ese esquema habla