in

“Llegó para quedarse”

Estudiantes de la UT del Mayab

Especialista: Hay que aprender a vivir con araña

PETO.— Ante la presencia de arañas viuda negra en municipios del interior del Estado, personal de la Jurisdicción Sanitaria No. 3, con sede en Ticul, impartió una plática sobre medidas de prevención en caso de tener contacto o recibir una mordedura de estos insectos, que puede ser fatal.

Benito Zapata Góngora, médico veterinario zootecnista, responsable de Zoonosis de la Jurisdicción, fue quien impartió la plática de prevención, en la cual, ofreció detalles del comportamiento de esta especie y los lugares donde se puede esconder.

Señaló que en los centros de salud se cuenta con el antídoto en caso de que alguna persona resulte mordida por está araña, por lo que recomendó ir a la clínica más cercana en caso de algún accidente.

En la plática participaron estudiantes, personal docente y de intendencia de la Universidad Tecnológica del Mayab, así como un grupo de productores de la región del programa de Sembrando Vida, de las comunidades de Yaxcopil, San Dionisio, Progresito, esta cabecera municipal y de los municipios de Tahdziú y Chacsinkín.

Aparición

El profesional recordó que la viuda negra no existía en el Estado y llegó de manera accidental a través del movimiento que hay de un lugar a otro.

Explicó que ya son dos especies de araña de la misma familia las que se han detectado en el Estado: la viuda negra y la viuda marrón. La diferencia es que en la última la mancha con forma de reloj de arena del abdomen no es rojo, sino naranja y tiene patas de color café con líneas blancas.

Fue en 2007 cuando se tuvo contacto con los primeros ejemplares de viuda negra en el Estado y con el paso de los años se han ido extendiendo en diferentes municipios del interior del Estado, indicó.

“Estas arañas llegaron para quedarse y las personas deben aprender a convivir con ellas; son agresivas solo cuando se sienten amenazadas, pero por lo general cuando tienen contacto con una persona tratan de huir por instinto”, explicó.

El profesional comentó que la araña capulina, como también se le conoce a la viuda negra, se reproduce con mucha rapidez. Al aparearse, la hembra pone sus capullos siete días después y en 35 días brotan sus crías, en cada capullo salen de 300 a 400 arañas y cada vez que deposita sus huevecillos puede poner 14 capullos.

Dijo que el veneno de la viuda negra es 15 veces más tóxico que el de la víbora de cascabel, pero ya que la cantidad que inyecta en una mordida es poca, permite que el paciente pueda recibir atención médica y se recupere por completo.

“En caso de que alguien sea mordido, lo primero que debe de hacer es mantener la calma y acudir al centro de salud, donde tenemos el antiveneno”, destacó.

Zapata Góngora explicó que en lo que va del año se han reportado dos mordeduras de viuda negra, en la comisaría de Kimbilá, del municipio de Tixméuac, cuyos pacientes recibieron atención médica y se recuperaron totalmente.

“Estas personas fueron mordidas al momento de ponerse la ropa, por eso se recomienda mantener limpias las casas y sacudir la ropa o zapatos antes de ponerlos”.

Finalmente señaló continúan estudiando las arañas que se capturan, para conocer mejor su comportamiento y en caso avistamientos la recomendación es que capturarlas y llevarlas al centro de salud o hacer el reporta al personal de salud para que realizar la captura.— Miguel Ángel Moo Góngora

 

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Boa de cerca de dos metros causa pánico a vecinos de Motul

Respaldo a las investigaciones