in

Lo humillan en filtro sanitario de Tizimín

Una persona del filtro de Xpanhatoro le hace unas señales obscenas a Hernán Salazar

TIZIMÍN.— Un conflicto se registró el pasado fin de semana en el filtro sanitario de la comisaría de Xpanhatoro entre un meridano y las autoridades de la comunidad.

El meridano Hernán Salazar García dice que el problema surgió luego Rosendo Baak Dzib y Magdaleno Ayala Mazún, comisarios ejidal y municipal, respectivamente, le negaran la entrada en el poblado por temor que pudiera ser portador del virus del Covid-19.

Su esposa es originaria de Xpanhatoro por lo que decidieron llevarle a su suegra, quien vive ahí, una despensa y artículos electrodomésticos.

El jueves llegaron alrededor de las 10:30 de la noche, pero hallaron ya cerrado el filtro y con candado, por lo que decidieron pernoctar en un rancho cercano y al amanecer se les explica a los comisarios que requerían entregar alimentos y otros artículos a una familia, pero les dijeron que era imposible el paso al pueblo.

Incluso dice que ya habían entrado y le mostraron al comisario Rosendo Baak la autorización que le emitió la comisión de Derechos Humano donde se estipula que no se le puede prohibir el paso a ningún mexicano, pero lo ignoraron.

Señala que el problema fue porque necesitaban la autorización para que un vehículo de carga ingrese al pueblo a dejar el otro paquete de despensas, un refrigerador, estufa y ventilador, pero el comisario ejidal les dijo que no se podía porque había un acta de asamblea que tenía que respetar donde se prohíbe que personas ajenas a la comunidad ingresen.

Según el quejoso tuvo que rentar una camioneta del poblado para que desde el filtro se haga el traslado de los artículos.

Salazar denuncia que pese a las restricciones que le pusieron a ellos, la gente que estaba alrededor de los comisarios no cumplían con medidas como usar cubrebocas, ni respetaban la sana distancia.

Dice que sufrió insultos e incluso los comisarios lo amenazaron con quitarle un terreno que adquirió en la comunidad.

Por los hechos, presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del estado, pues no pueden seguir los atropellos, además dice que es injusto que a otras personas que vienen de otros lugares si se les permita pasar y a ellos que siempre han entrado al pueblo no.— WENDY UCÁN CHAN

Catástrofe en el campo yucateco: pérdidas de $2 mil millones de pesos

Por el cubrebocas, resalta el maquillaje de tus ojos