in

Los buzos, más precavidos

Pescadores de Río Lagartos descargan langosta y escama capturadas luego de una jornada de trabajo

Menos casos de descompresión en la costa Oriente

TIZIMÍN.— En lo que va del mes, la cámara hiperbárica con la que cuenta el municipio ha atendido de 15 a 20 buzos de la costa oriente, una leve baja respecto al año pasado, cuando algunos casos tuvieron desenlaces fatales.

Son casos ambulatorios los que ha registrado la clínica del IMSS desde que dio inicio la temporada de la langosta, según informó ayer personal a cargo del equipo en el nosocomio.

El doctor Juan Carlos Tec Tun, responsable de la cámara hiperbárica, señala que por fortuna no ha sido necesario llevar a ningún buzo a terapia intensiva en Mérida, pues normalmente se recuperan en un plazo de 1 a 2 días luego que se les da el tratamiento y regresan a sus casas tras previas recomendaciones.

La semana pasada, dijo, le avisaron para darle espacio a un buzo de Dzilam de Bravo que estaba grave sin embargo al final no llegó, de modo que hasta ahora son casos leves los que han atendido.

Lamentablemente, los buzos siguen trabajando a muy bajas profundidades y como su cuerpo no aguanta viene la descompresión, dijo.

También explicó que pese a eso todos han salido sin problemas, incluso dijo que en los últimos días se atendió a un buzo que ya está en su casa con tratamiento.

Por otro lado, en la costa oriente se acordó entre las cooperativas de que los socios no se alejen para evitar descompresiones y posibles contagios de Covid-19 al acudir a alguna clínica.

Sin embargo Manuel Sánchez Massa, uno de los permisionarios de la zona, dice que pocos ribereños obedecen a las recomendaciones pues siguen yendo a bucear a gran profundidad porque no hay producto cerca.

Incluso dice que es una de las afectaciones con las que se topan algunos buzos en esta temporada, pues aunque quisieran alejarse temen por su salud, pues ahora ni ambulancias suficientes hay.

Por otro lado, este sábado 1 de agosto arranca la temporada del pulpo y según ribereños les han dicho que iniciará con un bajo precio y que se arrancaría en entre 30 y 50 pesos el kilo.— WENDY UCÁN CHAN

 

''Sí, pero no...'': López-Gatell recomienda el cubrebocas como ''auxiliar''