in

Maleza y basura en sector de Valladolid

Vecinos se quejan del riesgo que hay en un parque

VALLADOLID.— Vecinos del fraccionamiento “Las Palmas” manifestaron por tercera ocasión su molestia porque las autoridades municipales los tienen en el abandono.

El sector se encuentra descuidado, con calles sucias, el parque lleno de maleza y los juegos infantiles están oxidados y las familias no pueden acudir a pasar un rato de esparcimiento por miedo.

Hace varios meses, los vecinos manifestaron su molestia por las mismas circunstancias, sobre todo por la maleza crecida en el parque, por lo que días más tarde acudieron algunos empleados municipales a realizar una limpieza, pero que en realidad solo le dieron “una manita de gato” y lo volvieron a dejar abandonado.

Comentaron que en ocasiones los mismos vecinos se encargan de realizar labor social y salen a las calles y el parque a limpiar lo que pueden, pero ante la falta de mantenimiento constante se vuelve a enmontar.

En un recorrido que se realizó por el fraccionamiento se observaron calles sucias con ramas de los árboles que cayeron de los fenómenos naturales que aún no han sido recogidos.

En el parque hay montones de basura esparcida sobre las banquetas, además que bolsas negras ya fueron destruidas por animales callejeros.

Todas las áreas del parque están llenas de maleza, de tal modo que las familias no pueden acudir al lugar por miedo a que salga de las hierbas algún animal que los pueda atacar, y por ello no permiten que acudan sus hijos, por lo que el lugar permanece vacío y sin gente.

El área de juegos infantiles está descuidado al grado que los aparatos están oxidados con fierros salidos, lo cual representa un peligro para los niños, motivo por el cual los padres de familia no permiten que sus hijos acudan al lugar a jugar.

Otro de los problemas a que se enfrentan los vecinos es por lo difícil que es llegar al fraccionamiento, ya que para ello obligadamente se tiene que circular por la prolongación de la calle 40 con rumbo a la colonia Zaciabil, que se está repavimentando, de modo que al dar vuelta en determinado acceso hay desniveles que afectan los vehículos, además de que esa arteria, cuando llueve, queda “como chicle”, situación que padecen desde hace más de dos meses sin que haya fecha para concluir el trabajo y nivelar los accesos.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

enfermero sergio

Joven enfermero se despidió en emotivo vídeo, después murió de Covid

Eco, Evangelio y el demonio de mediodía