in , ,

Morir de Covid-19 en un hospital de Yucatán conlleva la incineración, excepto en dos situaciones

morir de Covid-19 en Yucatán
La incineración es el destino de la mayoría de los fallecidos por Covid-19 en México. Solo hay dos excepciones. Foto de internet

¿Alguna vez has dicho a tu familia “cuando yo muera quiero que me entierren o que me cremen”? En los actuales tiempos de pandemia, eso parece que ya no importa. En Yucatán morir en un hospital de Mérida conlleva la incineración, en los pacientes confirmados de la Enfermedad por Coronavirus de 2019 (Covid-19).

Al menos así lo revelaron los ayuntamientos de Baca y Tekantó, municipios que el sábado 25 y domingo 26 de abril registraron decesos por Covid-19.

Del hospital al crematorio y de ahí al camposanto

La Comuna de Baca el sábado 25 de abril, al informar del fallecimiento de la primera persona del municipio que se enfermó de Covid-19, detalló: “Las cenizas serán trasladadas por personal de la Secretaría de Salud del gobierno del Estado y depositadas directamente en el cementerio municipal”.

Por cuestión de esta enfermedad, cuando una persona fallece de ella (de Covid-19) por indicación del Sector Salud se crema a la persona, acción que ya se realizó”.

El Ayuntamiento de Tekantó, el domingo 26 de abril, al dar a conocer el deceso de la primera persona del municipio que se enfermó de Covid-19 y que presuntamente se contagió en los hospitales del IMSS de Motul y Mérida, donde estuvo internada.

Si eres de los que se aterran ante la perspectiva de ser cremado, solo hay dos motivos por los cuales la Secretaría de Salud federal (SSA) prohíbe, expresamente, incinerar a una persona que murió con la confirmación o sospecha de Covid-19.

  1. Que el fallecido no sea identificado.
  2. Que el fallecido sea identificado, pero no reclamado por un familiar.

Inhumación obligatoria y no en fosa común

Ante la prohibición de la cremación, ¿qué pasa con esos cuerpos? La misma SSA ordena “a todas las autoridades de todos los órdenes de gobierno y a cualquier institución pública o privada que tenga a su cargo el manejo de cadáveres” inhumar el cuerpo.

No obstante, les prohíbe a los gobiernos y las funerarias sepultar en una fosa común a las víctimas de Covid-19 no identificadas, o identificadas pero no reclamadas.

Área de Covid-19 en cada cementerio

Para esos casos, la SSA ordena que cada fallecido tendrá su propia tumba, pero marcada como defunción por Covid-19.

Las autoridades e instituciones antes mencionadas deberán facilitar la trazabilidad, tanto de los cuerpos identificados como los no identificados, mediante el uso de tumbas individuales o fosas específicas (separadas de muertes por otras causas) para casos sospechosos o confirmados de Covid-19, claramente marcadas, que se especifiquen que se trata de una defunción por Covid-19, enfermedad causada por el Coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV-2)”.

La SSA en el “Acuerdo por el que se prohíbe la incineración de cuerpos no identificados e identificados no reclamados fallecidos a consecuencia de la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (Covid-19)”, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 17 de abril de 2020.

Hay que tener en cuenta que si se quiere eludir la cremación, la familia debe 1) abstenerse de reclamar el cadáver y 2) estar consciente de que su pariente pasará mínimo seis meses en una tumba marcada como deceso por Covid-19.

En el caso de los cuerpos sospechosos o confirmados de Covid-19 no se podrá realizar la exhumación antes de 180 días, a partir de la fecha en que se haya inhumado”, precisa la SSA en el mencionado Acuerdo.

tumbas covid-19
Un total de 700 fosas individuales se cavan en Guadalajara, México, para recibir a las personas fallecidas por la pandemia de Covid-19. Foto de AFP

En ese documento, la SSA reconoce que la Constitución de México y otras leyes confieren a los ayuntamientos y estados la facultad de reglamentar el manejo de los cadáveres en sus territorios.

Sin embargo, destaca que en la actual emergencia por la pandemia de Covid-19, “las entidades federativas que hayan establecido la incineración de los fallecidos por Covid-19, confirmado o sospechoso, deberán ajustarse inmediatamente a las acciones señaladas en el presente Acuerdo”.

Han pasado 11 días desde ese mandato federal, pero hasta la fecha el gobierno de Yucatán no ha informado que en los cementerios se habiliten zonas de tumbas específicamente para víctimas de Covid-19.— Flor Estrella Santana

Te puede interesar: ¿Cuál es el protocolo de la OMS para el manejo de cadáveres en una pandemia?

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera de este martes 28 de abril (Foto de El Universal)

AMLO: México da un ejemplo al mundo en la lucha contra el Covid-19

Insabi convocará a 337 expertos para atender a pacientes Covid-19