in

Motociclistas al suelo

A la izquierda

Una embarazada de Peto y su hijo, entre los heridos

En Peto, una embarazada y su pequeño hijo resultaron lesionados en un hecho de tránsito registrado ayer al mediodía, en la calle 28 entre 41 y 43 de la colonia Francisco Sarabia.

Lo sucedido causó indignación entre los vecinos debido a que el conductor del vehículo estaba ebrio.

Agentes a bordo de la unidad 1474 acudieron de inmediato a verificar el hecho y determinaron que el responsable era Carlos Navarro Antonio, de 45 años de edad, quien conducía de Poniente a Oriente sobre la calle 41 el Jetta color negro, placas DRU-16-11, del estado de Chiapas.

El auto colisionó una motocicleta Italika AT-110, color verde con negro, conducida por Adaír Arjona Palafox, de 22 años de edad, quien iba acompañado de su esposa, Sulaime Saraí Collí Carbajal, de la misma edad, y el hijo pequeño de ambos.

La motocicleta circulaba sobre la calle 28 y, al llegar a la 41, Arjona Palafox hizo su alto para tomar la calle 41, pero en ese momento fueron impactados por dicho automóvil, cuyo conductor estaba en estado de ebriedad.

La mujer y su hijo fueron auxiliados por los paramédicos de la ambulancia 21-O y quienes trasladaron a la mujer al Hospital Comunitario para su valoración médica. El niño fue llevado a un médico particular por los familiares.

En otro hecho, ocurrido cerca de las 9 de la mañana, un automovilista colisionó por alcance a un motociclista, en la carretera Santa Rosa-Catmís.

El trabajador de una financiera de esta población se dirigía a la comisaría de Catmís. Circulaba a bordo del auto Nissan March, placas ZCM-564-B, pero, a tres kilómetros de llegar al entronque de Catmís, chocó por alcance contra la moto Italika FT-125, que era guiada de Oriente a Poniente con preferencia por Pedro Joaquín Galera Caamal, de 32 años.

Ambos conductores circulaban con exceso de velocidad. El motociclista, quien se dirigía a la comisaría de San Sebastián Yaxché de donde es originario, resultó policontundido tras caer con su vehículo tras el impacto.

Al lugar acudieron los paramédicos de la SSP, quienes le brindaron los primeros auxilios al lesionado y luego lo trasladaron al hospital de Tekax.

Fractura expuesta

En Ticul, el maestro jubilado José Mex Jiménez, de 70 años de edad, sufrió fractura de tibia y peroné derechos al derrapar por un perro que se le atravesó en la calle cuando conducía una motocicleta.

El accidente ocurrió poco antes de las 10 de la mañana en la calle 25 entre 12 y 14 del barrio de San Juan.

El conocido docente transitaba de Poniente a Oriente en su motoneta color blanco. De forma repentina se le atravesó un perro y al atropellar al animal perdió el control del vehículo.

Mex Jiménez sufrió fractura de tibia y peroné derechos y estuvo más de media hora tirado en medio de la vía, ya que se dijo que en ese momento no había ambulancias disponibles.

Vecinos y policías pasaron apuros ya no tenía el equipo necesarios para inmovilizar el pie lesionado. Al final, agentes municipales, vecinos y representantes de medios de comunicación lograron subir al herido a la cama de una patrulla para su traslado al hospital.

En Tekax, poco después del mediodía, la motociclista Nelly Suárez Chan no respetó el disco de alto de la calle 50 por 57 del centro de la ciudad y chocó contra otra moto que conducida Irene Peraza Ku, quien resultó con una herida cortante en la frente y tuvo que ser hospitalizada.

Nelly Suárez iba en compañía de su nieto en una moto roja marca Sport. Tras no respetar el señalamiento, colisionó su vehículo contra la moto marca Honda que conducía Irene Peraza, quien transitaba por la calle 57, de Poniente a Oriente.

Nieto

Irene Peraza quedó tirada en el piso, en tanto Nelly Suárez sufrió un golpe en la rodilla derecha, nada grave y su nieto tampoco sufrió golpes de consideración.

Irene Peraza tuvo una herida lacerante en la ceja derecha además de varios golpes, incluso un paramédico de la Cruz Roja le puso un collarín antes de trasladarla al hospital.— Miguel Ángel Moo Góngora / Sergio Iván Chi Chi / Arnulfo Peraza Rodríguez

 

Abalá, con frío de 7°C

¿El ogro caprichoso?