in

Movilización por aborto espontáneo

Policías municipales y estatales tomaron conocimiento de un aborto espontáneo sucedido anteayer en el molino y tortillería “El Pich”

Empleada de una tortillería no sabía que estaba encinta

PETO.— El reporte de un aborto en una tortillería de la colonia Esperanza, anteayer martes por la tarde, movilizó a policías municipales y estatales.

En la población se especulaba sobre un asesinato o suicidio en el lugar, sobre todo cuando vecinos vieron el amplio operativo policíaco, pero lo que sucedió en realidad es que una empleada de la tortillería tuvo un aborto espontáneo.

El reporte se dio a las 5:20 de la tarde en el molino y tortillería “El Pich”, ubicado en la calle 31-A entre 46 de la colonia Esperanza.

Debido a que se tenía que descartar que se tratara de un aborto provocado, fue necesario la intervención de las autoridades correspondientes, incluso llegó al sitio personal de Servicio Médico Forense.

Según información obtenida con los oficiales, una empleada de la tortillería, identificada con sus iniciales como M.E.K., de 25 años, comenzó a sentir fuertes dolores en el vientre y fue al baño, donde se dio cuenta que estaba abortando.

Al salir les dijo a sus compañeras lo sucedido por lo que dieron parte a la Policía y en cuestión de minutos llegaron los elementos a bordo de la unidad 1473 y tomaron conocimiento de lo ocurrido.Pormenores

Cuando los uniformados entrevistaron a la afectada, ella les explicó que siempre ha sido irregular en sus periodos y tenía cuatro meses de retraso, algo normal para ella, por lo que ignoraba que estaba embarazada.

M.E.K. fue trasladada al Hospital Comunitario para su valoración médica, y, tras confirmarse que no tenía alguna complicación que pusiera en riesgo su salud, fue regresada a su lugar de trabajo.— MEGAMEDIA

 

Los Leones ganan y aprovechan una derrota de Tigres

Cartón de Tony: Reparto estelar