in

Muestran su devoción

El presbítero Manuel Aguilar Pech y custodios sostienen las efigies

En Cansahcab, fieles honran a los Tres Santos Reyes

CANSAHCAB.— Cientos de devotos participaron anteayer en la solemne procesión de los tres Santos Reyes de Sahcatzín.

Las imágenes llegaron a la hacienda Sahcatzín después del mediodía y fueron puestas en su capilla, donde personas de otras comunidades acudieron a venerarlas.

Según datos recabados, el 6 de enero de 1906 los habitantes de la hacienda de Sahcatzin, se dieron cuenta que un árbol de zapote ardía en llamas todas las noches. Nadie podía dar explicación de este acontecimiento, ya que cuando amanecía, el árbol de zapote se encontraba normal; por otra parte la gente decía que en la capilla de la hacienda sólo había una Santa Cruz, y hacían falta más santos para custodiar el lugar; el dueño de la finca a petición de los habitantes mandó a cortar tres troncos y se lo llevaron a un escultor, para fabricar a los patrones del lugar. En 1909 las sagradas imagenes fueron traídas a la hacienda. En 1911 del uno al seis de enero los habitantes comenzaron a realizar las festividades en su honor, con ofrendas y corridas por los habitantes de Cansahcab-Yobain.

Fue tanta la fe que los católicos comenzaron a traer a los 3 Reyes Magos de Sahcatzin en peregrinación a Cansahcab y después regresarlos a la finca. El 6 de enero de 1913 el dueño de la finca Niger Jiménez donó las imágenes a la iglesia de Cansahcab.

En 1918 tras la persecución religiosa por el general Salvador Alvarado las imágenes fueron escondidas en una sascabera y tiempo después, fueron halladas por unos campesinos de Yobain, regresando a su capilla para su veneración.

Con el paso de los años la hacienda cambió de dueño, el señor Camilo Campos y las imágenes que otra vez trasladados a la iglesia de Cansahcab.

Los cientos de devotos que participaron en la peregrinación recorrieron aproximadamente unos ocho kilómetros caminando, en bicicletas, triciclos y caballos. Durante el recorrido se entonaron cantos en honor de las sagradas imágenes.

Numerosas familias salieron en la entrada de sus casas para ver pasar a los Tres Santos Reyes, de las cuales varias aplaudieron y otras se persignaron.

A su llegada a la cabecera municipal, las efigies fueron llevadas al jardín parroquial, donde se realizó un rezo y luego el presbítero Manuel Aguilar Pech ofició una misa.— MIGUEL ROJAS TAMAYO

Síguenos en Google Noticias

Policía detiene a sospechoso del tiroteo en Columbus, Ohio