in

Naranja y aguacate caros

Un puesto del mercado de Valladolid. Locatarias dicen que ha bajado la venta de algunos productos

El cítrico se vende a $8 la unidad: el limón, sustituto

VALLADOLID.— Acudir al mercado o a cualquier otro lugar para la compra de los alimentos representa para una ama de casa un gasto de al menos $150, debido a que los precios de los productos se han elevado, entre ellos la naranja agria que cuesta $8 la pieza y el aguacate hass, $120 el kilogramo, independientemente de lo caro que son ahora otros ingredientes y la carne de cerdo.

Para dar un panorama de la situación, se averiguó qué productos básicos se han encarecido, como la carne de cerdo que ahora cuesta $80, antes estaba diez pesos menos; el pollo, $49; el pescado alrededor de $140, según la especie; el huevo se consigue ahora en $2.50 la unidad, el tomate $20 el kilo; el limón $10; la papaya, $10; cebolla, $8 la pieza; el frijol alrededor de $18; azúcar, $24, y el maíz a $7 el kilo, pero lo más caro es la naranja agria que se vende a $8 la pieza.

El aguacate hass cuesta $120 el kilogramo, aunque el producto local tiene un precio mucho más bajo, a $30, o en su defecto $10 la pieza, lo cual pone en aprietos a las amas de casa que acuden al mercado a realizar su compra para los alimentos del día.

El domingo se observó a una profesora que se acercó a preguntar el costo de la naranja agria y el escuchar que cuesta $8 la pieza, respondió “Jesús no voy a poder comer mi puchero hoy, está muy caro”, y se retiró.

Además de caro, las naranjas son pequeñas y con poco jugo, de modo que quien lo necesite tiene que comprar varias, si quieren comer bien, de lo contrario pueden aplicarle a su comida limón, si así lo desean.

Locatarias del mercado comentaron que los altos precios de los productos ha derivado en un descenso de sus ventas, pues hay quienes compran poquito o en su defecto no se llevan nada, incluso cambian de guiso, tratando de encontrar productos más baratos.

En el caso de la carne, según exponen los abastecedores que entre semana sacrifican un cerdo de hasta 60 kilogramos y solo venden una parte y al día siguiente el resto, porque mucha gente ya no lo quiere comprar por lo elevado del precio, lo que realmente los está afectando.

Una gran parte de la gente prefiere acudir a una empresa que vende carne, y lo pueden conseguir hasta en $65 el kilogramo, aunque no es fresco poco les importa, pues lo que buscan es el producto más barato.— Juan Antonio Osorio

 

Multan a dos comunas