in

No quitan “trampas” en la vía

Dos jóvenes en triciclo transitan sobre un bache

Quejas por obra del sistema de agua potable

TIZIMÍN.— Un proyecto de mejoras al sistema de agua potable en la zona sur de la ciudad no se ha concluido y perjudica a los habitantes por las zanjas que quedaron abiertas y formaron baches.

Hace aproximadamente un mes, un grupo de trabajadores inició con el cambio de tuberías en la calle 54, justo frente a las bombas del agua potable.

Con apoyo de maquinaria se realizaron las zanjas para retirar las antiguas piezas e instalar las de asbesto, y reconectar el servicio en cada domicilio.

Sin embargo, los trabajos se paralizaron desde hace tres semanas, pues las zanjas no se terminaron de rellenar y en las calles se han formado varios baches debido a las fugas de agua.

Humberto Cahum Pech, vecino de la colonia Santa Rosa de Lima, explicó que hay fugas que no se han reparado desde hace un año y que ocasionan que la gente caiga sobre las trampas llenas de agua.

El quejoso considera que ahora que no fue reelecto Mario González González menos van a terminar los trabajos y las familias serán las más afectadas.

Sobre la misma calle 54, en la zona baja, los vecinos se quejan de tener abierto el acceso de la calle cuando no hay manera de pasar pues los boquetes que se abrieron ocupan casi todo el ancho de la arteria.

Al respecto, Limber Vázquez Dávila, director de Agua Potable, informó que los trabajos corresponden al departamento de Obras Públicas, pero dijo que falta el tren de descarga para que se puedan instalar las cajas de válvulas.— w.u.c.

 

Obra Conclusión

Limber Vázquez Dávila, director de Agua Potable, recalcó que los trabajos concluyeron.

Últimos detalles

Mencionó que solo falta sellar y hacer la interconexión, incluso afirmó que hoy viernes llega gente de la empresa para continuar con la obra.

A la venta 2,500 casas

El PRI, el gran perdedor