in

Nueva suspensión de una gasolinera “es un desacato”

Alejandro Vázquez Favela (derecha)

Continúa una polémica

VALLADOLID.— Nueva polémica surgió ayer en el caso de la construcción de una gasolinera, pues las autoridades municipales la suspendieron de nuevo “por falta de permisos”, ante el enojo del representante legal de la empresa, quien aseguró que ya entregó todo lo que le solicitaron y acusó al alcalde y a un funcionario de desacato a una sentencia federal.

“El alcalde Enrique Ayora Sosa y el director de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Iván Pineda Alcocer, incurrieron en desacato de una sentencia de un juez federal, al impedir que se inicie la construcción de una gasolinera de la empresa “San Nicolás”, que obtuvo un amparo para poder concretar su proyecto, por lo que ahora serán denunciados ante la PGR por daños y perjuicios”, manifestó Alejandro Vázquez Favela, representante legal de la citada empresa.

En respuesta, la Comuna emitió un comunicado en el que indica que, con base en el artículo 40 del Reglamento de Construcciones del municipio de Valladolid, se realizó la suspensión porque no se exhibió la documentación válida y actualizada que respalde la construcción.

Antecedentes

Hace cuatro años, cuando se inició el proyecto, en un predio de la calle 39 con 54, la Comuna entonces encabezada por Roger Alcocer García otorgó el permiso de uso de suelo, pero su sucesora, Alpha Tavera Escalante, canceló el proyecto con el argumento de que el permiso otorgado no tenía validez.

Representantes de la empresa “San Nicolás” reportan que, ante ello, se iniciaron acciones legales para concretar el proyecto, y se hicieron las gestiones necesarias, incluso ante el INAH —porque se argumentó que el proyecto estaba dentro del Centro Histórico—, y se otorgaron todos los permisos, incluyendo la licencia comercial como gasolinera. Así, ya no habría obstáculos de las autoridades locales.

“Hace unos meses se intentó reanudar el plan, pero de nuevo el Ayuntamiento lo impidió a pesar de contar con todos los permisos, por lo que decidimos buscar un amparo federal, que obtuvimos en agosto pasado del Juzgado Primero de Distrito”, explicó Vázquez Favela.

El representante legal explicó que hace tres semanas se reunió con el director de Obras Públicas, Iván Pineda Alcocer, quien le dijo que tras haber cumplido los requisitos, no tendría problemas para concretar la obra.

Nueva suspensión

Sin embargo, ayer viernes, al acudir al terreno e iniciar el desmonte y alineamiento del predio, arribó personal de Obras Públicas, inspectores, policías municipales y un abogado que dijo ser el asesor legal del Ayuntamiento, y suspendieron la obra.

En el lugar, Vázquez Favela se hizo de palabras con el asesor legal, a quien le exigió que le explique el motivo de la suspensión.

Vázquez Favela recibió un oficio de Desarrollo Urbano Municipal, en donde le indican que no puede seguir con la obra por carecer de la documentación correspondiente, por lo que pidió que le expliquen qué hace falta, pues todo su expediente lo ha puesto a disposición de las autoridades, e incluso dijo tener copias del mismo.

Quien se ostentó como representante legal se limitó a decir: “Ve a resolverlo en Obras Públicas y hablas con el director, pero yo voy a suspender”.

“Dime qué documento me hace falta y te lo entrego… todo está en orden. Ahora, si esto es político también dímelo para que yo entienda, pero no vengas a jugar con mi inteligencia cuando todo lo tengo en orden”, comentó Vázquez Favela.

El representante de la Comuna se retiró unos metros, y tras hacer una llamadas, dio la orden de fijar los sellos de suspensión.

El representante legal de la empresa manifestó que el proyecto de la gasolinera, además de que generará un importante número de empleos, se invertirán $15 millones en la obra, lo que además creará una importante derrama económica para el municipio.

Vázquez Favela acusó a las autoridades de caer en desacato de una sentencia federal, y ahora presentará una denuncia ante la PGR por los daños y perjuicios.

En respuesta, la Dirección de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Vías Terrestres comentó en su comunicado que envió a personal a la obra, pero como los representantes no tenían la documentación válida y actualizada que respalde la construcción, se procedió a la pega de sellos de clausura, con base en el artículo 40 del Reglamento de Construcciones del Municipio de Valladolid.

Fundamentos

En el comunicado indicó que el artículo 40 señala que la Dirección podrá clausurar o suspender total o parcialmente las obras en ejecución “por no contar con la licencia para construcción correspondiente o esté revocada”, y “por no dar cumplimiento a una orden notificada, dentro del plazo que se haya fijado para tal efecto”.

“La Dirección emitió un oficio al C. Daniel Alberto Chalé Pérez, representante legal de Servicios San Nicolás, donde se le notifica el procedimiento a seguir”, advierte la Comuna.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

Proponen crear en Progreso una Quinta Avenida

Presión a la gasolina