in

Olvidado templo católico

Fachada de la iglesia de Tixcancal

Vecinos deploran el nulo apoyo de las autoridades

TIXCANCAL, Tizimín.— Una iglesia con más de 50 años se encuentra en deplorables condiciones y con riesgo de colapsar.

Los pobladores relatan que hace varios años se realizaban aportaciones para hacer una nueva iglesia, pero los recursos no han sido suficientes.

Además, alegan que no han visto mejoras porque el templo sigue igual, solo le dan una “manita de gato” cuando se puede.

El sacristán Filomeno Ku Pérez asegura que, efectivamente, la gente apoya pero no siempre y lo que se recauda es para el pago de la energía eléctrica, el agua o el mantenimiento de la iglesia.

También afirma que el edificio “quiere” colapsar porque el techo se hizo solo a base de sascab —como en la antigüedad— y hoy por la humedad de las lluvias se está viniendo abajo.

Según dice, desde hace varios años se solicita intervención en cada ayuntamiento que pasa y ninguno les da respuesta. Ahora esperan realizar una nueva iglesia porque la actual ya les resulta pequeña, además de que hasta la fachada “se ve en decadencia”.

El sacristán comenta que al lado del templo ya se elaboran las zapatas para el nuevo, que intentarán construir aunque les lleve años.

Su iglesia pertenece a Popolnah, pero ahí no hay gobierno más que el comisario y los únicos que podrían apoyar son las siguientes autoridades municipales o estatales, refiere el entrevistado.— WENDY UCÁN CHAN

Pittsburgh sigue vivo

Farolito en calle extranjera