in

Orgullosa de doble labor

Adriana del Carmen Canul Loeza y Lilian Suleima Osorio Cruz

Divide su jornada entre la milicia y su papel de madre

VALLADOLID.— Adriana del Carmen Canul Loeza, cabo de la 32a. Zona Militar, en entrevista, consideró que es complicado compaginar su actividad como militar con su vida como esposa, madre de familia y ama de casa, pero dijo sentirse orgullosa de pertenecer a las Fuerzas Armadas y trabajar por la seguridad y bienestar de las familias de México.

Recordó que hace unos años cuando se enteró de la posibilidad de formar parte del Ejército, no lo pensó mucho y presentó el examen para ingresar pese a ser egresada de la carrera de Contador Público, y al ser aprobada fue asignada al departamento de Administración, donde lleva al cabo un trabajo de control de presupuesto, nómina y otras encomiendas.

Comentó que ser mujer no es motivo para no realizar las mismas funciones de los hombres, ya que hace lo mismo que sus compañeros, como adiestramiento, acondicionamiento físico, orden cerrado y prácticas de tiro, incluso aunque las armas son pesadas ya se acostumbró a llevar su equipo cargado sin problema.

En cuando a su rol como militar y mujer, reconoció que es complicado compaginar ambas actividades, pues en su caso, su esposo no tienen nada que ver con la milicia. Por otra parte, cuando está en servicio tiene disciplina, orden y trata de hacerlo lo mejor posible para cumplir con sus funciones.

Señaló que en su casa tienen que ser esposa, madre de un menor de edad y sus días de descanso los disfruta al máximo, pues ella y su esposo buscan brindar una buena educación a su pequeño.

Adriana del Carmen comentó que le gusta el deporte, por lo que van a nadar para convivir en familia.

Considera que lo más importante de la milicia es que le permite también tener los recursos económicos para darle una buena educación a su hijo, así como un excelente servicio médico en caso que lo requiera.

Exhortó a las mujeres para que cada día luchen por lo que más quieren, que es la familia, pero también a desarrollarse en lo que quieren, sin obstáculos para lograr su objetivo.

Por su lado, la soldado Lilian Suleima Osorio Cruz, habló de la historia de la inclusión de las mujeres en el Ejército y recordó a aquellas que perdieron la vida en la lucha por la igualdad del género, en un incendio en una fábrica en Nueva York, motivo por el cual se celebra el Día Internacional de la Mujer.— Juan Osorio Osorno

 

Síguenos en Google Noticias

Ex novio de Lucero es un apestado político