in

Paciente recibió malos tratos de vecinos de Sucilá

SUCILÁ.— Livia Mercedes Pool Moguel consideró que los señalamientos, las burlas y la discriminación que recibió de sus vecinos en su comunidad fue más doloroso que haber resultado contagiada de Covid-19.

La vecina explicó que el personal de salud aún no le entregaba los resultados de sus estudios “y la mayoría de los empleados y funcionarios de la Comuna ya me señalaban por haber dado positivo” a la enfermedad.

La mujer se está recuperando del coronavirus y dice que luego de cumplir con el aislamiento vivió los días más difíciles de su vida, no por las críticas hacía ella, sino por lo que también sufrió su madre al ser discriminada por la sociedad.

La afectada no vive con su madre, pero por el simple hecho de ser un familiar cercano, comerciantes de las tiendas de abarrotes ya no la querían atender por temor de que pueda contagiar a los demás clientes.

Retiran servicio

Fedra Toledo, quien vive con Livia Pool, señaló que hasta los mototaxis dejaron de brindarle servicio, y a través de mensajes se disculparon por no poder acudir a su llamado pues la misma gente de la comunidad les advirtió que dejarán de requerir su trabajo si hacen caso omiso.

Indicó que los daños por el Covid-19 fueron mínimos pues la paciente solo presentó dos síntomas, pero las críticas que recibió su madre ocasionaron su ira e impotencia por no poder defenderla.

Livia Pool trabaja en una financiera, por lo que algunos clientes tenían que llevarle dinero a su casa, pero dijo que incluso ellos padecieron discriminación en la calle, ya que les comentaron que tampoco recibirán atención en los comercios porque acudieron en la casa de una infectada.

Tras cumplir con sus días de aislamiento, la mujer apenas ayer comenzó a salir a la calle para comprar artículos de primera necesidad, lo que generó de nueva cuenta las miradas y señalamientos de los vecinos.

Medidas

Fedra Toledo lamentó la despreocupación de las autoridades municipales, ya que considera que no realizan acciones para concientizar a la ciudadanía, lo que deriva en la desinformación y eso genera psicosis.

Enfatizó que la experiencia que vivieron en esta contingencia no se la desean a nadie y espera que la gente sea más responsable con la manera de actuar hacia los demás, pues además de pasar por una enfermedad, generan daños psicológicos, lo que podría llevar a una depresión en los afectados.— Wendy Ucán Chan

Pagan más de más de $400 mil por una entrevista de dos minutos